El príncipe Harry y Meghan Markle quieren una boda sin figuras políticas 

Meghan Markle y su prometido el príncipe Enrique de Inglaterra. Us Magazine
Meghan Markle y su prometido el príncipe Enrique de Inglaterra. / Us Magazine

Ni Barack Obama, ni Donald Trump y mucho menos Theresa May. Al esperado enlace solo asistirán familiares y amigos cercanos de la pareja y de la Casa Real. 

El príncipe Harry y Meghan Markle quieren una boda sin figuras políticas 

Ni Barack Obama, ni Donald Trump y mucho menos Theresa May. La boda del príncipe Harry y Meghan Markle está cada vez más cerca y cada día son más los detalles que saltan a la luz. Ya sabemos que cómo son las invitaciones, que regalos han pedido los royals e incluso la lista de invitados. 

Sobre este último punto destaca algo importante: el nieto menor de la reina Isabel II y su prometida no invitarán a ninguna figura política. Harry y Meghan han dejado claro que al esperado enlace solo asistirán familiares y amigos cercanos de la pareja. En este punto vale la pena destacar que por tratarse de un príncipe no heredero el protocolo de la ceremonia y la lista de invitados es mucho más relajada.

 "Se ha decidido que no habrá una lista oficial de invitados políticos, ni británicos ni internacionales", comunicó un vocero de la Casa Real, al tiempo que agregaba que "el Gobierno de Su Majestad ha sido consultado sobre esta decisión".

Príncipe Harry de Inglaterra y su prometida Meghan Markle. /  Sky News

Príncipe Harry de Inglaterra y su prometida Meghan Markle. /  Sky News

Lo que si tendrá la esperada boda son estrellas. Entre los invitados al enlace pautado para el próximo 19 de mayo figuran muchas estrellas del espectáculo. Por ejemplo, nos encontramos con el reparto casi al completo de la serie Suits, con la que Markle alcanzó la fama; cantantes como Elton John -gran amigo de Diana de Gales- y Ellie Goulding, e incluso algunos deportistas como Serena Williams, gran amiga de la novia. 

La presencia de las figuras políticas en el matrimonio de Meghan y Harry era una de las mayores interrogantes. La prensa apostaba a la presencia de los Obama, quienes mantienen una gran relación de amistad con el hijo de lady Di. Sin embargo, la invitación al expresidente norteamericano estaba en el aire, ya que la misma podía causar un problema diplomático. La cuestión era sencilla: invitar a Obama podría ser visto como un desagravio al actual presidente Trump.

Al final Meghan y Harry han decidido no seguir el ejemplo del príncipe William y Kate Middleton –cuya boda contó con la presencia de políticos de todo el mundo y miembros destacados de las casas reales europeas-, y apostar por un evento mucho más íntimo. @mundiario

Príncipe Enrique de Inglaterra y su prometida Meghan Markle. Instagram.

Príncipe Enrique de Inglaterra y su prometida Meghan Markle. / Instagram.

 

 

El príncipe Harry y Meghan Markle quieren una boda sin figuras políticas 
Comentarios