El príncipe Guillermo admite su fracaso durante la gira por el Caribe

Príncipe Guillermo y Kate Middleton, duques de Cambridge. / RR SS.
Príncipe Guillermo y Kate Middleton, duques de Cambridge. / RR SS.

Los duques de Cambridge deslumbraron durante cada aparición en Belice, Jamaica y Bahamas, pero al final ha sido más relevante el hecho de que estos países quieran ‘independizarse’.

El príncipe Guillermo admite su fracaso durante la gira por el Caribe

El príncipe Guillermo realizó un viaje en el Caribe en representación de su abuela, la reina Isabel II. Junto a su esposa, Kate Middleton, el duque de Cambridge deslumbró en cada aparición con su simpatía innata. Pero ni su buena disposición ni la popularidad de su esposa, han logrado que el viaje consiguiera su objetivo principal: reforzar los lazos de la monarquía con los países de la Mancomunidad de Naciones.

Dicha Mancomunidad está compuesta por antiguas colonias británicas que cuentan con gran independencia en la actualidad pero que por ahora, siguen reconociendo a Isabel II como su jefa de Estado. El viaje del príncipe Guillermo no solo era por los 70 años de reinado de su abuela, también era para mantener a estos países como miembros de la Mancomunidad en un tiempo en que muchos quieren dejar de reconocer a la Corona británica debido a su pasado ligado a la esclavitud.

Ya sucedió con Barbados meses atrás, que celebró su independencia total y se convirtió en una república. Ahora otros países, como Jamaica, pueden seguir el mismo sendero tal como aseguró el primer ministro Andrew Holness al duque durante una reunión muy pública.

Guillermo de Inglaterra es el futuro príncipe de Gales, segundo en la línea de sucesión. Tras su padre, el príncipe Carlos, está destinado a reinar pero él mismo se sincera al creer que heredera un reino mucho más reducido. El duque ha querido separarse del pasado colonial de la Corona no solo hablando públicamente de la esclavitud, también pidiendo las respectivas disculpas.

La última parada de los duques de Cambridge fue Bahamas, quizás el país que los recibió con más simpatía de los tres que visitaron. Para su despedida, el príncipe Guillermo ofreció un inusual discurso donde dejó entrever que acepta y respeta la decisión de las antiguas colonias de independizarse y dejar de reconocer a los reyes británicos como jefes de Estado.

El viaje de Kate y Guillermo ha tenido muchos baches poco usuales con las estrictas reglas de la Corona, donde todo suele estar planeado al milímetro. Las relaciones públicas en este caso han fallado enormemente, algo que deberá ser estudiado para próximas giras.

La pareja ha sido muy consciente de cómo ha sido visto su viaje pese a que siempre han intentado mostrarse cercanos. En Jamaica, por ejemplo, no solo tuvieron que recibir las incómodas palabras del primer ministro, también fueron muy criticas las fotos de ambos saludando a niños de color a través de una reja. La imagen resultaba impactante al presentar a una pareja de blancos y acomodados de viaje a un país algo pobre. En el mismo país, también saludaron un desfile militar en su honor montados en una Land Rover que ha sido el transporte de la propia Isabel II en varias ocasiones. El objetivo original era homenajear a la monarca, pero finalmente se vio como un retroceso.

 

El príncipe Guillermo, muy inteligente para abordar estos temas, parece haber tomado nota y decidió compartir su preocupación sobre lo que ha pasado durante la gira. Antes de su último discurso en Bahamas, el duque se reunió con su secretario privado, Jean-Christophe Gray, y decidió redactar un nuevo discurso.

Por la noche, en una recepción con los dignatarios en la residencia del Gobernador General en las Bahamas, el príncipe expresó su respeto hacía los países del Caribe y su futuro: “Respetamos sus decisiones sobre su futuro. Las relaciones evolucionan. La amistad perdura”, afirmó el nieto de Isabel II.

“Las giras en el extranjero son una oportunidad para reflexionar. Aprendes mucho sobre lo que está en la mente de los primeros ministros. Las esperanzas y ambiciones de los escolares. Los desafíos cotidianos que enfrentan las familias y las comunidades”, continuó el duque de Cambridge. “Sé que esta gira ha puesto aún más de relieve las preguntas sobre el pasado y el futuro. En Belice, Jamaica y las Bahamas, ese futuro lo decide la gente. Pero hemos disfrutado mucho al pasar tiempo con las comunidades en los tres países, entendiendo más sobre los temas que más les importan", explicó.

El nieto de Isabel II aseguró que no está seguro de que él llegue a ser jefe de Estado de los países de la Mancomunidad, una declaración que reconoce los errores de la gira pero también se muestra reflexivo y dispuesto a escuchar a las diferentes naciones que quieran o no formar parte de su futuro reinado.  @mundiario

 

El príncipe Guillermo admite su fracaso durante la gira por el Caribe
Comentarios