La princesa Mako renuncia a sus títulos por amor

Princesa Mako de Japón. RR SS.
Princesa Mako de Japón. / RR SS.

La joven nieta del actual emperador del Japón ha hecho oficial su futuro enlace con un plebeyo. Su boda será el próximo y año y tras el enlace, la princesa perderá su condición de miembro de la Familia Imperial.

La princesa Mako renuncia a sus títulos por amor

Últimamente el mundo es un lugar muy triste, pero siempre hay cabida para cosas lindas que desatan el romanticismo y las sonrisas. El fin de semana la princesa Mako de Japón ha anunciado que se casará con un plebeyo, por lo que acepta renunciar a su estatus real por amor. Algo que no sucedía desde el año 2005, cuando su tía Sayako renunció a sus títulos para casarse con un funcionario del Gobierno japonés.

Con el casamiento de la nieta mayor del emperador Akihito, nuevamente empieza a debatirse la polémica ley que regula los derechos y deberes de la Familia Imperial nipona. Dicha ley expresa que si una mujer -no es aplicada a los hombres- de la realeza se casa con un hombre de origen plebeyo, esta pierde todos sus tratamientos reales.

El problema con la ley es que tiene muchas fallas y para la sociedad actual, debería ser cambiada. Entre otros desprovistos que presenta, se encuentra la negativa de que el emperador no puede abdicar por ningún motivo, algo que está provocando mucha fricción, porque el emperador Akihito de 83 años, ha encontrado imposible realizar ciertas funciones por su avanzada edad y problemas de salud. Además, otro factor que en su momento fue una polémica en Japón, fue que el actual heredero del trono, el príncipe heredero Naruhito, tuvo como única descendiente a Aiko, Princesa Toshi del Japón, una mujer que no puede ascender al trono imperial.

En su momento, la política japonesa vio como algo viable cambiar la famosa ley, hasta que nació el príncipe Hisahito, hijo del hermano menor del príncipe heredero.

Una historia de amor

La princesa Mako y Kei Komuro, abogado. YouTube.

Kei Komuro, abogado, y su prometida la princesa Mako. / YouTube.

Pero más allá de las polémicas leyes hay que reconocer la tierna historia de amor entre la princesa Mako y Kei Komuro que se conocieron en su época universitaria. Ambos jóvenes se presentaron en una rueda de prensa para confirmar su relación y expresar que ya habían obtenido la aprobación del emperador. La princesa declaró que había conocido al joven en 2012, durante su primer año en Universidad Internacional de Tokio y que estaba “realmente feliz”.

Ambos empezaron a salir antes de que ella partiera a Edimburgo y él a California, pero eso no extinguió el amor que sentían. “Estuvimos muy lejos el uno del otro durante un largo periodo de tiempo, pero mantuvimos el contacto y profundizamos nuestra relación”, expresó Komuro, quien actualmente trabaja como abogado en un despacho privado de Japón.

Lo que muchos desconocían, es que el joven pidió la mano de la princesa en 2013 y ella aceptó enseguida. “Me atrajo de él su sonrisa brillante como el sol”, comunicó la princesa Mako. Mientras que Komuro aseguró que su prometida “cuida de mí con calma, como la luna” y que está dispuesto a formar una familia “tranquila y pacífica”.

Finalmente, sobre el debate y la pérdida de condición real, la princesa expresó que “estaba avisada desde mi infancia de que dejaría mi estatus real una vez me casara”. Y afirmó que para ella fue un privilegio servir a la Familia Imperial de Japón :“Mientras trabajé para ayudar al emperador y cumplí con las tareas de miembro de la familia real tanto como pude, me gustó mi vida”. Luego del enlace, la princesa será una ciudadana más del país nipón, tendrá derecho al voto y deberá registrar su nuevo nombre como Mako Komuro.

La princesa Mako renuncia a sus títulos por amor