La princesa Imán luce el cinturón que llevó Rania en su boda en los días previos a su enlace

Princesa Iman de Jordania junto a la reina Rania. / @queenrania.
Princesa Iman de Jordania junto a la reina Rania. @queenrania.
Este domingo, se celebrará la boda entre la princesa y su prometido, Jameel Alexander Thermiotis, y por tanto el pasado martes la joven celebró la tradicional Noche de la Henna.
La princesa Imán luce el cinturón que llevó Rania en su boda en los días previos a su enlace

El domingo pasado la Corte real de Jordania anunció la inminente boda de la princesa Imán de Jordania con Jameel Alexander Thermiotis. Será justamente este 12 de marzo, siendo una celebración privada y sin tanta pompa. La razón de esto, es que este mismo año tendrá lugar la boda del príncipe heredero Hussein con Rajwa Al Saif, justo el 1 de junio, por tanto, una boda no debe opacar a la otra.

En el marco de la boda, la princesa celebró la Noche de la Henna que suele cebrarse en días previos a la boda y suele reunir a todas las mujeres de la familia con el objetivo de bendecir a la novia y despedirla hacía la nueva etapa de su vida. 

La reina Rania de Jordania ha sido una de las más emocionadas porque Iman, de 26 años, sea la primera en casarse, participando activamente en cada paso. En una de las últimas imágenes puede verse a la reina ayudando a su hija a vestirse para este momento tan especial. En concreto, se le ve colocando el cinturón con el que la princesa ha adornado su vestido.

Esta pieza es realmente especial y es que se trata del accesorio que llevó la misma Rania el día de su boda con el rey Abdalá II, en 1993. Es una diseño en blanco con bordados de pedrería dorada y con una hebilla joya redonda. El vestido es diferente, no tan llamativo como uno de boda, sin tantos ornamentos y que fue diseñado por Reema Dahbour, una mujer jordana con raíces palestinas, que es conocida por el punto de cruz tradicional palestino que ha puesto de moda y también por trabajar con un grupo de mujeres refugiadas y con empresas locales.

El diseño presentado por Iman lleva los característicos bordados de la diseñadora, pero también una falda voluminosa y mangas acampanadas que le daban un toque más delicado. 

En otras imagen compartida por la consorte, podemos verle a ella luciendo un impresionante vestido tradicional de color granate y morado, con cintura ajustada y manga francesa. Junto a ella aparece Rajwa Al Saif, que lució un vestido-túnica en berenjena y color rojo. No es ningún secreto que la prometida del heredero comparte un gran parecido tanto físico como en estilo con Rania. 

Debido al bajo perfil de la boda, no se espera que grandes fotos trasciendan pero seguramente Rania compartirá los momentos más emotivos con sus más de siete millones de seguidores. @mundiario

 

Comentarios