Primera boda real de 2022: María Laura de Bélgica se casa

William Isvy y su prometida la princesa María Laura de Bélgica. @belgianroyalpalace.
William Isvy y su prometida la princesa María Laura de Bélgica. / @belgianroyalpalace.

Es la nieta del rey Alberto II y sobrina del actual monarca Felipe. La joven se caracteriza por su discreción a lo largo de su vida, pero esto no evita que su matrimonio vaya a ser celebrado por todo lo alto.

Primera boda real de 2022: María Laura de Bélgica se casa

La primera boda real para el 2022 ha sido anunciada, en este caso se trata de la princesa María Laura de Bélgica, cuyo compromiso ha sido anunciado por la Casa real belga. "La princesa Maria Laura y William Isvy se han prometido. La boda tendrá lugar en el segundo semestre de 2022. ¡Felicidades al futuro matrimonio!", expresan.

En el anuncio dejan ver una foto oficial de la pareja donde María Laura sorprende con el look escogido pero no dejan saber cuándo y dónde se casarán. La familia parece estar encantada con el compromiso, siendo un gran evento para la familia real belga tras la boda en 2014 del príncipe Amadeo, hermano mayor de Laura, con la periodista italiana Elisabetta Maria Rosboch von Wolkenstein.

¿Quién es María Laura de Bélgica?

La princesa belga es la hija de la princesa Astrid de Bélgica y el archiduque Lorenzo de Austria-Este, por tanto es nieta de los reyes eméritos Alberto II y Paola, mientras que viene siendo sobrina del actual rey Felipe y la reina Matilde de los belgas.

Es la novena en la línea de sucesión en la actualidad, pero ojo, incluso tiene más títulos que la actual heredera al trono, la princesa Elisabeth de Bélgica, duquesa de Brabante. María Laura es archiduquesa de Austria-Este, princesa Imperial de Austria, princesa real de Hungría y Bohemia y princesa de Bélgica gracias a los títulos heredados de su padre y madre.

 

Sus estudios han estado divididos entre Suiza, Bélgica, Londres, París o China, siendo una joven licenciada en Administración de Empresas en el Instituto de Lenguas y Civilizaciones Orientales que además habla inglés, francés, alemán y holandés. La pareja parece feliz en las imágenes, donde también vemos un detalle del anillo escogido por William, muy similar al icónico anillo de Kate Middleton, heredero de Diana de Gales.

La pareja de ver su sencillez posando en unos jardines y con looks relajados. Ella con un vestido de fondo negro y estampado de flores de colores con mangas cortas. Mientras que el novio se dejó ver con un pantalón de pinzas, jersey y camisa.

Como sucedió en la boda del príncipe Amadeo, es probable que la boda de María Luisa y William (si el coronavirus lo permite) sea una de las más grandes de la realeza. No solo podremos ver a la familia real belga, también a los miembros de la familia de su padre. Pero no podemos dejar pasar que la princesa es también familiar lejano de la familia real de Liechtenstein y la de Luxemburgo. ¡Gran boda real a la vista! @mundiario

Primera boda real de 2022: María Laura de Bélgica se casa