La popularidad de Meghan Markle cae en picada ante una Kate imbatible

Kate Middleton y Meghan Markle, duquesas de Cambridge y Sussex. / Daily Express
Kate Middleton y Meghan Markle, duquesas de Cambridge y Sussex. / Daily Express

La duquesa de Sussex está lejos de obtener lo que ha deseado tras dejar a la familia real británica. No solo es impopular en Reino Unido, tampoco logra simpatizar a nadie en EE UU.

La popularidad de Meghan Markle cae en picada ante una Kate imbatible

Desde que abandonaron la monarquía, Meghan Markle y el príncipe Harry no logran alzar el vuelo. Los duques de Sussex planeaban no solo independizarse de la familia real británica, también convertirse en una poderosa marca con la que conseguirían dinero y fama, también esa necesidad de aceptación que dicen no haber tenido dentro de la Corte de Isabel II.

Han pasado dos años desde el ‘Megxit’ y las cosas no han ido muy bien para la pareja. Aún mantienen sus millonarios contratos con Netflix o Spotify, pero no han lanzado nada de lo pactado, pero en contraposición la popularidad de ambos viene en picado. Por un lado está el príncipe Harry y sus exigencias al gobierno británico pese a ya no pertenecer a la familia real, y luego está Markle, que no ha logrado granjearse de una buena percepción tras su boda.

Y no solo hablamos en lo referente a Reino Unido, también nos referimos al país en que viven los Sussex, EE UU. Una reciente encuesta de The Study detalla que incluso los norteamericanos caen rendidos ante la belleza, elegancia e inteligencia de Kate Middleton, obteniendo un mayor rango de popularidad que Markle pese a que no visita EE UU desde 2014.

Y es que Meghan no sea bella, elegante o inteligente, es que parece no ser capaz de despertar la misma simpatía que la duquesa de Cambridge, que obtiene 68,2% de los votos, mientras que la duquesa de Sussex se conforma con el 31%. Los resultados sorprenden debido a que desde que se instalaron en EE UU, los Sussex se han convertido en las nuevas estrellas de Hollywood del vecindario, pero parece que sus maneras y comentarios tampoco han caído muy bien a los estadounidenses.

 

Algunas de las criticas hacía los Sussex tienen que ver con sus quejas sobre la privacidad, pero aún así se empeñan en llamar la atención siempre que pueden. O querer escapar de la riqueza del Palacio, pero en EE UU se compran una mansión de 14 millones de dólares y Markle se deja ver con costosos vestidos que alcanzan los 5.000 dólares.

En contraposición están los Cambridge, más reales y discretos. Solo llaman la atención cuando lo requieren protagonizando actos institucionales dirigidos a buenas causas. El periodista Christopher Andersen lo resumió de la siguiente forma: “Kate se ha convertido en una superestrella aún más grande sin siquiera poner un pie aquí. Ella encarna todo lo que los estadounidenses esperan de una princesa destinada a convertirse en reina: belleza, gracia, porte majestuoso y la capacidad de conectar con la gente”. @mundiario

 

La popularidad de Meghan Markle cae en picada ante una Kate imbatible
Comentarios