Buscar

MUNDIARIO

La policía alemana halla una bodega oculta en un jardín utilizado por el sospechoso del caso Madeleine

Investigadores continúan estudiando el caso que sigue impactando pese a que ya han pasado 13 años desde que la niña británica desapareció en unas vacaciones en Portugal con sus padres y hermanos. El sospechoso, un recluso alemán, tiene antecedentes por delitos sexuales y también podría estar involucrado en la desaparición de otra menor.
La policía alemana halla una bodega oculta en un jardín utilizado por el sospechoso del caso Madeleine
Madeleine McCann. / RR SS.
Madeleine McCann. / RR SS.

Hasta 30 agentes de la Oficina Federal de Policía Criminal alemana de Hannover se encuentran investigando una parcela en la que vivió Christian B. entre 2006 y 2007. Lo ultimo que ha trascendido es que los investigadores se han encontrado con una bodega subterránea en el lugar, donde el recluso alemán planeaba crear un sótano como el de "el monstruo de Amstetten", según citan algunos medios alemanes a fuentes cercanas del sospechoso.

Christian B. está siendo investigado por la fiscalía alemana luego de que estos encontraran un indicio entre él y el caso de Madeleine McCann la famosa niña británica desaparecida hace 13 años durante unas vacaciones en el Algarve portugués junto a sus padres y hermanos. En 2007 Christian B. vivía en Portugal y según la fiscalía, la señal del móvil del sospechoso lo ubica muy cerca del complejo turístico donde Madeleine dormía mientras sus padres cenaban con unos amigos. 


Quizá también te interese:

La policía alemana avanza en la investigación contra el supuesto asesino de Madeleine McCann


Los agentes se encuentran armados de palas y rastrillos, han utilizado excavadoras y perros de rastreo, por lo que el terreno parece ser de gran interés para la policía. No han trascendido las posibles pistas que hayan encontrado los agentes, pero se sabe que el sospechoso vivió en un remolque a cuatro kilómetros del terreno situado entre las ciudades de Ahlem y Seelze, ambas en Hannover.

Christian B.tiene 43 años y cumple una condena en su Alemania natal por delitos sexuales. Además, se le asocia con la desaparición de la niña Inga Gehricke, de 5 años. @mundiario