Paz Padilla: “No tengo miedo a nada”

Paz Padilla junto a Bertín Osborne/ IG @paz_padilla
Paz Padilla junto a Bertín Osborne/ IG @paz_padilla

La presentadora reunió por primera vez en televisión a su familia en ‘Mi casa es la tuya’ para hablar de sus distintas experiencias a lo largo de su vida.

Paz Padilla: “No tengo miedo a nada”

Paz Padilla se ha sincerado con Bertín Osborne en el programa televisivo de Mediaset Mi casa es la tuya. Este reencuentro se produjo en la casa de sus abuelos en Zahara de los Atunes (Cádiz). Allí ha reunido a todos sus hermanos: Ana, Luis, Manolo, Sole y Lola. Ellos han acompañado a la presentadora en sus duras y sinceras confesiones sobre su vida y sobre la pérdida de su marido, Antonio Juan Vidal, víctima de un tumor cerebral.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Paz Padilla (@paz_padilla)

 

El motivo por el que enfermó su marido

En su conversación con Bertín, la andaluza ha hablado sobre las acusaciones de corrupción que le llevaron a la muerte y que, según sus creencias, fueron el origen de su enfermedad.

Paz también ha hablado de la enfermedad que le arrebató la vida al amor de su vida. Fue hace dos años cuando Antonio empezó a notas los primeros síntomas y tenía mucho miedo. "Él estaba trabajando en el Ayuntamiento del pueblo. Veo que viene con el coche y como que no me veía. Para en medio de la carretera y se para con el motor en marcha. Veo que está saliendo del coche y pienso: ¿Qué esta pasando? Esto no va bien. ¡Se ha bajado en marcha! Estaba desorientado. Le dije: "¿Cómo me llamo? Y no sabía responderme".

Paz se llena de dolor al recordar cómo le comunicaron que a su marido le quedaba poco tiempo de vida: “Llega el médico de urgencias, le hacen un TAC y el médico me mira y me dice: "Su marido tiene un tumor cerebral, pero lo más probable es que le quede muy poco tiempo de vida". Sin paños calientes. La artista se quedó en shock. "¿Que se va a morir?" Así me lo soltó. Como un hachazo en el pecho. Llamé a mi hermana, y del tirón le dije: "Ana, que Antonio se muere. Era como la herida que sale cuando te quitan el hacha y empiezas a desangrarte. Ahí empecé a llorar y a llorar. Y ya no dejé de llorar”, cuenta la actriz.

Los médicos le confesaron que se quedaría ciego, sin poder hablar y que tampoco podría andar. A partir de ese momento Paz empezó a informarse acerca de una nueva manera de comunicarse con su marido cogiéndole de las anos y cerrando los ojos: “Cuando fue perdiendo esa capacidad cognitiva yo me seguía comunicando con él”.

Paz le conoció cuando era una niña, con 14 años, en los scouts. Ahí realizaban distintas pruebas y ella lo eligió a él. "Tenéis que oler a los participantes. Y ahí me di cuenta… Su olor, Bertín", decía. "No me hacía ni caso", añadía entre risas .

Fueron muchos años los que estuvieron muy enamorados, incluso llegaron a contraer matrimonio en la Iglesia de San Antonio. Pero con el tiempo él no entendía que quisiera ser artista. “Me dijo que dejara de ser artista”. Cada vez que hablaban no paraban de discutir. Fue en ese momento cuando decidieron tomar caminos separados. 20 años después sus caminos se volvieron a cruzar. "De repente me vino su olor… Fue como si me hubiera pasado un camión por encima. Me volví a los 15 años. Le dije: "Antonio, tu olor".

Así volvieron a retomar su historia de amor que nunca tendrá un punto y final. Nunca más volvieron a separarse. Antonio perdió la vida víctima de un tumor cerebral el 18 de julio de 2020 con 53 años. Una muerte que Paz logró superar con ayuda y meditación.

‘El humor de mi vida’

Paz escribió un libro; El humor de mi vida. En él aparecen todas sus experiencias y respuesta a muchas preguntas que se hacía. Ahora se enfrenta a la vida de manera optimista y con mucha tranquilidad y sosiego. “Superé el miedo a la muerte, no tengo miedo a nada”. @mundiario

Paz Padilla: “No tengo miedo a nada”
Comentarios