El pasado nazi de la reina Silvia de Suecia

Reina Silvia, junto al rey Carlos XVI Gustavo de Suecia. RR SS.
Reina Silvia, junto al rey Carlos XVI Gustavo de Suecia. / RR SS.

Con motivo de su 75 cumpleaños, el país está de fiesta. Pero también ha servido para recordar partes oscuras de su pasado, como el hecho de que su padre fue un miembro activo del Partido Nazi.

El pasado nazi de la reina Silvia de Suecia

Este domingo la reina de Suecia, Silvia, celebrará sus 75 años rodeada de su esposo, hijos y nietos. Aunque el país al completo está de fiesta, lo cierto es que el evento también ha servido para recordar el pasado nazi de la reina, o mejor dicho, de su padre. Con motivo de la celebración, la reina aparece en un documental de la televisión sueca STV1, en él, la consorte de origen alemán recuerda por primera vez desde el 2002 el pasado de su padre, Walter Sommerlath, como un miembro del partido Nazi. La historia fue negada por el propio Sommerlath cuando su hija se casó con Carlos XVI Gustavo en 1976, y su hija le defiende, pero esto no ha evitado que salgan a la luz varias pruebas que demuestran el pasado racista de su progenitor.

En el documental, la reina cuenta que no creyó en un primer momento la noticia, pero luego salieron a la luz pruebas que describió como “dolorosas”. En distintos documentos sale registrado que en 1934, Walter Sommerlath se afilió al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán -NSDAP-. Pero según la versión de Silvia de Suecia, su unión al partido no demuestra que haya tenido un papel activo en la Alemania de Hitler. “No estoy intentando desmentir el hecho de que fuera miembro”, asegura en la entrevista. “Pero podrías preguntarte: ¿por qué lo hizo? Mi padre, como muchos otros, no sabía lo que pasaría luego. De haberlo sabido, no creo que se hubiera hecho miembro”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Queen Silvia at the Nobel Prize Award Ceremony 2018. #queensilvia #kungahuset #kungafamiljen

Una publicación compartida de Queen Silvia of Sweden (@hmqueensilviaofsweden) el

 

En 2002 se filtraron las primeras pruebas verídicas de que Sommerlath fue nazi. Fueron publicadas por el periódico sueco Arbetaren, de tendencia izquierdista, y más tarde, en 2010, fueron lanzados dos reportajes de la televisión sueca Kalla Fakta, donde se demostraba que en 1939 el padre de la reina benefició a los nazis al comprar a un muy bajo precio una empresa que fue propiedad de un judío berlinés. Más tarde Sommerlath convirtió dicha empresa en un rentable negocio vendiendo maquinaria de guerra al Tercer Reich, una cuestión que el partido de Hitler solo facilitaba a sus miembros más activos, esos que demostraran lo fieles que eran.

La reina reaccionó enviando una carta a la cadena donde expresaba su malestar y encargó una investigación independiente que finalmente arrojó una especie de mentira que no muchos se creyeron. La versión presentada por la Casa real sueca presentaba a Walter Sommerlath como una especie de Oskar Schindler, famoso por haber ayudado a salvar a cientos de judíos de los nazis. Según la versión del Palacio, el padre de la reina había salvado al judío exdueño de la empresa facilitando su traslado desde Alemania hasta Brasil, pero no aportaron mayores pruebas de esto. Además, llama poderosamente la atención que solo luego de la derrota de los nazis en 1947, la familia Sommerlath se mudó al completo a Brasil.

Seguidamente la cadena Kalla Fakta desmontó la versión de la Casa real con un nuevo reportaje donde verificaban su versión. A pesar de esto, la reina Silvia sigue negándose a que su padre tuviera un pasado nazi. “Mi padre era una buena persona”, sostiene en el documental. “Han pasado 30 años desde su muerte, por lo que creo que ya es suficiente. Se que mi padre no era la persona que la gente se ha figurado que era”. @mundiario 

 

El pasado nazi de la reina Silvia de Suecia
Comentarios