Buscar

Paramount asume la responsabilidad por el fracaso de Ghost in the Shell

La productora cree que parte del fiasco se debe a la polémica por blanqueamiento de sus personajes.

Paramount asume la responsabilidad por el fracaso de Ghost in the Shell
Scarlett Johansson, actriz, en una de las escenas de  Ghost in the Shell. / Paramount.
Scarlett Johansson, actriz, en una de las escenas de Ghost in the Shell. / Paramount.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

Desde sus inicios la película se vio envuelta en polémica por la elección de sus actores. Whitewashing es el término utilizado cuando Hollywood tiende a blanquear a ciertos personajes que pertenecen a otra etnia. El último caso había sido Ghost in the Shell, que se encuentra basada en un manga y una película de anime y por lo tanto, debía de tener personajes japoneses.

Hollywood, como es de esperarse, no hizo caso a la fórmula y eligió como su actriz principal a la sensual Scarlett Johansson para que diera vida a Mokoto Kusanagi. Cuando se dio la noticia, Internet explotó y criticó duramente a Paramount, que pesar de todo, no se detuvo y continuó hasta las últimas consecuencias.

Ahora, los resultados no son los más esperados. Con un presupuesto de 110 millones de dólares, la película ha fracasado en EE UU, donde debutó en el tercer puesto y solo ha recaudado 19 millones de dólares. Pero el desastre no para, al presupuesto inicial hay que sumar los costes de la publicidad y otros detalles, que estarían dejando pérdidas que van desde los 60 hasta los 100 millones de dólares

“Tienes una película que es muy importante para los fans ya que está basada en una película animada japonesa. Así que siempre estás intentando enhebrar la aguja, entre respetar el material original y hacer una película para un público masivo. Es un reto, pero claramente las críticas no ayudaron”, declaró el jefe de distribución de Paramount, Kyle Davies.

Paramount cree que la polémica terminó jugando en contra de la superproducción. Pero también hay otros factores, la actuación poco realista, un guión muy blando, la dirección y la ambientación exagerada, influyeron para que la cinta fallara.