Buscar

MUNDIARIO

La operación estética más desconocida de la reina Letizia

Nunca ha salido a la luz una operación estética que la reina se habría hecho en su primer año de princesa. La rinoplastia y la mentoplastia son las operaciones más evidentes de Letizia Ortiz, pero esta primera operación si bien es poco perceptible habría marcado su imagen de una forma contundente.

La operación estética más desconocida de la reina Letizia
Imágenes de Letizia Ortiz.
Imágenes de Letizia Ortiz.

Firma

Dolo Hidalgo

Dolo Hidalgo

La autora, DOLO HIDALGO, es colaboradora de MUNDIARIO. @mundiario

No es ningún secreto que la reina Letizia no se parece nada físicamente a la chica –periodista de TVE– que se casó con el ahora rey Felipe VI.

Lo más obvio –aunque no lo reconozca públicamente– son las operaciones estéticas a las que se ha sometido: la rinoplastia –corrección de nariz– y la mentoplastia –rebajado de barbilla–, que han convertido su perfil de Brujilda en dulce Blancanieves, tal y como puede verse en las fotografías de sus primeros años de princesa.

En relación a ello, se suele repetir mucho que "estaba mucho más guapa cuando salía en el telediario" y que "estaba más natural". Algo que resulta falso en una doble lectura. A la gente le gustaba más porque en la televisión se tenía de ella una vista exclusivamente frontal, donde no se apreciaba ni su nariz ganchuda ni su barbilla prominente, que fue lo primero que se ha retocado, tal y como se aprecia en la famosa fotografía que recoge su primera comparecencia juntos, cuando todavía era secreto y se saludaron con motivo de los premios Príncipe de Asturias. 

1ª foto juntos cuando la relación no era pública

Letizia Ortiz y Felipe de Borbón al comienzo de su relación.

Pero el segundo engaño radica en que no estaba  natural, porque ya en el telediario estaba retocada. No hay más que ver los labios que exhibía entonces en la televisión, que hoy no ha vuelto a  rellenar tanto, y también ya se había hecho una primera operación de pecho (la segunda no sabemos si ha existido o es consecuencia de esos sujetadores de Betty Boop que se pone).

 DUEFv6TWWPR8S1TjdLYwE7

Letizia Ortiz, presentadora de TVE.

Por lo demás, todo el mundo que la observa con cierto detalle ha constatado que a veces sorprende con looks faciales extraños: cejas mefistofélicas, ojos achinados, pómulos más abultados de la cuenta, barbilla más o menos redondeada ... aunque eso no parecen operaciones estéticas, sino tratamientos de láser, inyecciones de relleno tipo ácido hialurónico, hidroxiopatita cálcica, colágeno... Todos los avances  para poner su piel más tersa y más joven. De hecho, a veces parece la hija de la que se casó con el príncipe.

900letizia-zarzuela-close-770x513

Letizia Ortiz.

Sin embargo, hubo una operación que se habría hecho casi recién casada con el rey Felipe VI, que habría pasado desapercibida... Una operación que jamás sale entre la retahíla de operaciones que se atribuyen a Letizia, cada vez quizás más hermosa, pero de rostro más chocante.

Porque si repasamos algunas fotografías antiguas, y siendo un poco perspicaces se percibe que los primeros meses de princesa tenía algo que ha desaparecido. Existen muy pocas fotos de entonces donde la melena se despegue de sus sienes, pero cuando sucede vemos claramente  unas orejas dumbiles o "de soplillo".

orejas despegadas de la Reina

Detalles de las orejas de Letizia Ortiz.

De hecho, es muy difícil encontrar fotografías que lo muestren porque en la inmensa mayoría de ocasiones, evitaba el pelo recogido. Los apósitos volantes desaparecieron por arte de magia porque se habría sometido a una otoplastia, o lo que se conoce más comúnmente como "pegarse las orejas". Algo que habría cambiado su imagen y le permitiría lucir moños y recogidos de forma más lucida.

Los medios cortesanos niegan esta operación –también las otras– e indican que simplemente sabe peinarse para ocultar el defecto. Dejamos que los lectores de MUNDIARIO vean las fotos y juzguen. Lo que sí es cierto es que tenia la oreja derecha más despegada que la izquierda y hoy cuando enseña alguna, siempre es la izquierda.

Otras operaciones desconocidas

No sabemos si ha habido otras operaciones menos evidentes, pero es más que posible dada la adicción de la reina española a este tipo de intervenciones ya lleve unas cuantas más que engrosarían una larga lista. Una mujer, por cierto, que no lo habría necesitado. Esto le confiere un aura de frivolidad  que contrastaría frontalmente con esa mujer profesional y plebeya que "traería una bocanada de aire fresco a la monarquía y la conectaría con el pueblo", al mostrar preocupaciones más propias de una modelo o de una actriz que de una profesional comprometida.

La médico estética de moda Sonia San Julian, de la Clínica Mética de Málaga, al que acuden muchas celebrities, evita pronunciarse sobre la reina española pero afirma que "Los retoques en manos de profesionales  siempre perfeccionan el rostro de la mujer y debe primar la armonía y la naturalidad, para que no hagan perder nunca la identidad". Algo que absolutamente ha perdido Letizia Ortiz hace mucho tiempo. 

Considerada por la prensa europea una surgeryvictim, según todos los psicólogos, los que la padecen muestran una personalidad insegura con desórdenes conductuales y emocionalmente inestable que desgraciadamente es lo que menos conviene a un rey que está aguantando carros y carretas. Un rey con veinte flancos abiertos y el bastón en casa, en el que debería apoyarse,  pensando probablemente en su siguiente operación. @mundiario