Una nueva polémica se instala alrededor de la figura del rey Carlos III

El rey Carlos III del Reino Unido. / Rafael Adolfo Vásquez
El rey Carlos III del Reino Unido. / Rafael Adolfo Vásquez

Pocos días después de la muerte de su progenitora, ya ha dejado muestras de su peculiar carácter, que algunos medios de comunicación creen que es gruñón y altivo.

Una nueva polémica se instala alrededor de la figura del rey Carlos III

No ha empezado con buen pie la andadura del rey Carlos III en el trono tras el fallecimiento de Isabel II. Últimamente la figura del antiguo Príncipe de Gales ha estado envuelta en más polémicas que en otras cosas relacionadas con sus deberes reales, entre ellos los señalamiento de comportamientos racistas de parte de la máxima figura de la Corona Británica. Mientras atendía a una multitud de personas junto al ahora príncipe heredero Guillermo, los Windsor atendían a una multitud de personas que estaban haciendo fila para rendirle tributo a la reina en la capilla de Westminster, entre ellos a un hombre afrodescendiente que fue sorprendido por gesto poco común de Carlos.

En el video se puede ver que el rey saludó a todos y evitó hacer lo propio con el sujeto, quien rápidamente decidió darle la mano a su majestad ante el evidente muestra de sorpresa del monarca, que no tuvo más remedio que estrecharle la mano al individuo. El video se viralizó rápidamente alcanzando casi 40 mil retuits y más de 160 mil likes. 

Algunos consideran que se trata de un asunto sin importancia, otros se atreven a señalar que se trata de un acto de desprecio racial y paralelamente otros usuarios simplemente creen que se trata de una manía más del nuevo rey, que ha visto como su imagen ha sido vinculada con una serie de comportamientos obsesivos que también han sido la comidilla de los medios de comunicación. 

El más impactante de todos ha sido sin duda cuando firmaba un documento real. Carlos con cara de fastidio hizo muecas para que un ayudante realizara una tarea que perfectamente él podía hacer por su cuenta, un detalle que fue captado por las cámaras de televisión, al igual que el momento cuando se manchó con tinta, lo que provocó que sacara a relucir su lado gruñón y quizás altivo que probablemente poco o nada se había visto con anterioridad y que ahora, con todas los lentes enfocándose en él, no pasa desapercibido. @mundiario

Una nueva polémica se instala alrededor de la figura del rey Carlos III
Comentarios