Los negocios fallidos del clan Kardashian-Jenner

Las hemanas Kardashian-Jenner Khloé, Kendall, Kourtney, Kim y Kylie. Pinterest.
Las hermanas Kardashian-Jenner: Khloé, Kendall, Kourtney, Kim y Kylie. / Pinterest.

La famosa familia ha logrado formar un poderoso nombre en la industria, pero esto no quiere decir que no hayan cometido errores que las han llevado a involucrarse en líos legales multimillonarios.

Los negocios fallidos del clan Kardashian-Jenner

Si hay un nombre poderoso en la actualidad ese es el de las hermanas Kardashian-Jenner, exitosas mujeres que salieron adelante a partir de su reality Keeping Up With The Kardashians, que apenas fue el comienzo de una saga familiar que ha logrado llevar sus nombres hasta las altas esferas del estilo, la moda y la belleza a nivel empresarial. Kim, Kourtney, Khloé, Kendall y Kylie, tienen sus propios emprendimientos más allá de lo que hacen como familia y aunque gocen de un rentable éxito, no siempre se han salido con la suya y en más de una ocasión sus negocios han fallado.

No podemos dejar de mencionar la fortuna que han amasado Kylie y Kim gracias a sus imperios de la belleza. Por un lado Jenner se posicionó como la millonaria más joven del siglo por mérito propio, según Forbes, gracias a su empresa Kylie Cosmetics. Pero la joven puede deberle parte de su éxito a su hermana mayor, Kim que no solo comenzó con la saga familiar gracias a cierto escándalo, sino que puede jactarse de poseer una mente empresarial que vende todo lo que toca literalmente, y que debe su impresionante fortuna a su imperio con KKW Beauty.

 

Como ya mencionamos, los negocios no siempre les han salido bien. En 2012, por ejemplo, la trilogía original conformada por Kourtney, Kim y Khloé, fue demanda por su línea de maquillaje Khroma Beauty, por supuesto robo de nombre de la marca. Un juez ordenó a que la línea de las hermanas cambiaran el nombre. De igual forma, en 2016 las hermanas mayores enfrentaron otra demanda de parte de Hillair Capital Management porque dejaron de promocionar la marca.

Un exempleado cercano a la familia aseguró a Fashionista.com que parte de sus problemas legales se deben a descuidos y poco interés por involucrarse en lo que promocionan, dedicándose a prestar sus nombres sin preocuparse en lo que venía. “Kourtney, Kim y Khloé no estuvieron muy involucrados en Kardashian Beauty ni en su línea de ropa Kardashian Kollection, ni siquiera en sus aplicaciones oficiales, y todas esas empresas sufrieron las consecuencias”, aseguró la fuente.

Con el paso de los años y gracias a la matriarca del clan, Kris Jenner, las hermanas han sabido utilizar sus nombres de una mejor manera, involucrándose en los proyectos que les apasionan. “Cuando las hermanas Kardashian-Jenner están apasionadas y personalmente involucradas en el proyecto – como con el show, Kylie Cosmetics, Good American o KKW Beauty- los negocios prosperan”.

 

Asimismo, sus labores no son de simple promoción, puesto que con el paso de los años Kris se ha dedicado a enseñarle el arte de los negocios. Por esto, han decido irse desvinculado de aquellas actividades que ya no le apasionan y no pueden dedicar tiempo. Un momento claro fue el cierre de su tienda DASH, luego de una década abierta. Las hermanas aseguraron que cada una se encuentra centradas en otras cosas, por lo tanto, no le dedican tiempo y no pueden supervisar por sí mismas el negocio. “Hemos estado concentradas en nuestras marcas, como madres y equilibrando trabajo y familia. Sabemos que es tiempo de seguir adelante”, dijo Kim cuando anunciaron el cierre.

Sin duda, todas son unas máquinas a la hora de generar polémicas, pero también son expertas vendedoras. Algo que les ha resultado en negocios millonarios muy exitosos. @mundiario

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

In my @goodamerican denim “The Home Stretch” 🦋 Good Mama 🦋

Una publicación compartida de Khloé (@khloekardashian) el

 

Los negocios fallidos del clan Kardashian-Jenner
Comentarios