Mucha y Nucha retomaron los viejos éxitos de las orquestas para alegría de mucha gente

Sito Sedes durante una actuación en Carballo (A Coruña). / Mundiario
Sito Sedes durante una actuación con Ardebullo Bin Ban en Carballo (A Coruña). / Mundiario

La orquesta Ardebullo Bin Ban acompañó a Nucha e Mucha, las cantareiras de Ardebullo, en sus actuaciones, dentro y fuera del programa Luar de la TVG.

Mucha y Nucha retomaron los viejos éxitos de las orquestas para alegría de mucha gente

Nunca quise dejar de cantar, todos los días tengo que hacer algo. Si estoy a gusto, si estoy cómodo con amigos, no es necesario que me lo repitan mucho: tengo que seguir disfrutando de lo que en verdad me apetece y que Dios me regaló: la voz.

Dejé la orquesta Los Satélites, pero no pude parar. En el año 2010, Xosé Touriñán y Marcos Pereiro, es decir Mucha y Nucha, activaron un proyecto que a mi me encanta: llevar en su espectáculo una orquesta, pero una orquesta que en su repertorio lleve temas para que el publico baile.

Se trataba de volver a las orquestas que movían las verbenas, como ellos decían ¡jastar pista!. Y lo consiguieron: formaron una orquesta de calidad con grandes músicos y voces conocidas, como Paty Lesta, una gran artista que ya había cantado con el grupo Los Key y era una voz conocida en el mundo de las verbenas, al igual que Luis Rey, que ya había pasado por el grupo Los Player´s, Los Satélites y Los Trovadores y que actualmente está en la orquesta Poceiro, una gran voz y excelente profesional. Al marchar Luis se incorporó Pastor Sequera, cantor venezolano que había acreditado su talento en la  orquesta  Los Trovadores. También conocía –y muy bien– Galicia  y sus fiestas.

Por último volví a coincidir con otro satelista, Andrés Lobato, con una larga trayectoria musical. Fue uno de los fundadores de la orquesta Xente Nova, excelente compañero y una gran voz desde hace mucho tiempo dedicado al mundo de la enseñanza.

Como puede verse, estuve rodeado de gente joven, grandes artistas que siempre me trataron muy bien al igual que los músicos que formaron esta gran orquesta.

Músicos y artistas. / Mundiario

Músicos y artistas de Galicia, entre ellos Mucha y Nucha, en primer plano junto a Paty Lesta. / Mundiario 


A Mucha y Nucha les agradezco mucho el esfuerzo que hicieron para lograr un espectáculo de primera clase y, sobre todo, por lo honestos que fueron con todos los compañeros.

Volví a ver desde el escenario las plazas abarrotadas de público y me dieron otra oportunidad para disfrutar del mundo de la música: fui muy feliz.

La orquesta Ardebullo Bin Ban acompañó a Nucha y Mucha, las cantareiras de Ardebullo, en sus actuaciones, dentro y fuera del programa Luar de la TVG.

De Pontevedra a Vigo

Para otra entrega de esta serie de artículos en MUNDIARIO tengo ganas de contarles un poco la historia de un grupo que siempre admiré mucho: Los Magos de España. De Pontevedra o Vigo, no estoy seguro, pero me lo contara Chine, que fue trompetista de este grupo. ¡Qué buenos músicos y con que alegría en el escenario!

Cuando actuábamos de Pontevedra hacia Vigo, nuestra parada obligada en esta ciudad era el bar Gloria, donde seguro encontrábamos músicos porque este era el lugar de contratación, al igual que en A Coruña era La Tacita de Oro y en Ferrol, el Negresco. En Pontevedra fue donde empecé a conocer músicos y cantantes del sur de Galicia: había muchas y buenas agrupaciones. Por ejemplo, la orquesta Montes, con un cantor coruñés, Suso Vaamonde, que tenía muy cerca de este bar una frutería. Más tarde entró otro cantante de  O Porriño que se llamaba Duarte, tremenda voz la suya. Conocí a Montes, a Carballo y a Valente, un gran trompetista que más tarde estuvo en Los Satélites.

Solo en Pontevedra ciudad había veinte orquestas y conjuntos en 1971. Por eso siempre es un placer recordar más nombres y más historias de las orquestas de Pontevedra

Otra de las grandes orquestas, La Florida, con Diosiño tocando el acordeón y Abel Gonzalez como cantor y también de A Coruña. Con la orquesta Chicos del Jazz destacaba uno de los vocalistas, Xoán de Aldán. Y con la orquesta Poceiro sobresalía su cantor Amoedo. De todas guardo un buen recuerdo porque todos fuimos a la misma fiesta, al mismo baile y éramos los responsables de que la gente, nuestro público, fuese muy feliz.

Según el libro que escribió mi amigo José González Castiñeira, en el año 1971, solo en Pontevedra ciudad, había  veinte agrupaciones –orquestas y conjuntos– y por eso siempre es un placer recordar más nombres y más historias de las orquestas de Pontevedra. @mundiario

Mucha y Nucha retomaron los viejos éxitos de las orquestas para alegría de mucha gente
Comentarios