Buscar

MUNDIARIO

Mette-Marit revela que fue "muy difícil" convertirse en princesa

La esposa del príncipe heredero Haakon ha ofrecido una entrevista muy reveladora para un podcast donde afirmó que sus inicios en la realeza no fue un cuento de hadas.
Mette-Marit revela que fue "muy difícil" convertirse en princesa
IMG_20210223_142331
Princesa Mette-Marit de Noruega. / Casa real noruega.

Diana de Gales sin duda fijó un precedente para las futuras princesas que llegarán a la realeza gracias a un matrimonio. Cada una ha manejado esto a su manera y por ahora, entre las que han logrado salir airosas están Kate Middleton en Reino Unido, Mary de Dinamarca o Máxima de Holanda. Pero hay otras que la han tenido más difícil debido a diferentes motivos, ahí están los casos de Meghan Markle, Charlène de Mónaco o Mette-Marit de Noruega, que recientemente ha conversado en un podcast sobr su llegada a la realeza.

El podcast fue grabado con motivo del Día de San Valentín, pero lo que dice la princesa no es nada romántico. Mette-Marit se queja sobre lo complicado que fueron sus primeros años de matrimonio con el príncipe heredero Haakon, no por su familia, sino por el monstruo de la opinión pública.

 

“Hay periodos de mi vida en los que aún no puedo pensar sin que me entren ganas de vomitar. Sobre todo, la primera fase de mi vida con Haakon, porque fue muy difícil. Algunos programas han emitido recientemente imágenes de la familia real en las que aparecen mis inicios con Haakon, y no puedo verlos”, revela por primera vez la princesa.

Mette-Marit tenía mucho en contra. Su entorno familiar era increíblemente complicado y es que conoció a su príncipe siendo madre soltera, cuyo ex había pasado por la cárcel por tráfico de cocaína. Su juventud rebelde tampoco fue bien vista por los noruegos que criticaron duramente a la novia que su futuro rey había elegido.

Ahora, la princesa se toma todo con más calma y cree que ella solo fue la curiosidad del momento. “La gente simplemente deseaba tener algo de lo que hablar”, afirmó. Otra cuestión que le ha afectado tiene que ver con la rebaja de sus actos públicos tras ser diagnosticada con una fibrosis pulmonar crónica en 2018. Esto le ha obligado a cuidarse mucho más y evitar varios actos públicos. Aunque al inicio se molestaba por creer no estar a la altura de su papel, ahora Mette-Marit parece haberlo superado. “Después de ese periodo, me prometí a mí misma que nunca más me sentiría avergonzada. Ya no hay nada que me haga pensar que no soy lo bastante buena de una u otra manera”, concluyó. @mundiario