Buscar

MUNDIARIO

Melania no fue una primera dama idónea, pero si fue la de mejor estilo

Trump abandonó la Casa Blanca junto a su marido vestida de negro, pero llegó a Florida luciendo un colorido vestido. Una señal de que abandona el luto político y regresa a su antigua vida.
Melania no fue una primera dama idónea, pero si fue la de mejor estilo
Melania Trump, exprimera dama de EE UU. RR SS.
Melania Trump, exprimera dama de EE UU. / RR SS.

Melania Trump nunca quiso ser primera dama. No porque algún medio lo diga, es que en sus cuatro años en el cargo no hizo nada que realmente valiera la pena. Por lo general, las primeras damas se encargan de llevar a cabo iniciativas sociales que ayuden a su país, algo que la exprimera dama realmente nunca hizo. 

Si podemos decir, en cambio, que Trump ha sido una de las primeras damas con mejor gusto estilístico. Las revistas de moda han escrito largas historias sobre lo que quiere decir su vestuario y es que muy pocas veces se bajó de sus tacones y le vimos algún pelo fuera de lugar.

En su adiós, vuelve a dejar algunas señales. Al abandonar la Casa Blanca estuvo vestida de negro, una señal de luto, el mismo que vivió durante cuatro años siendo primera dama de EE UU. Pero al aterrizar en Florida, no solo la vimos sonriente, también la vimos con un colorido vestido con el que parecía celebrar su libertad.

Adiós Casa Blanca, hola Florida

La exprimera dama dejó la casa presidencial con un elegante y sobrio atuendo. Para la ocasión escogió un conjunto de Chanel que se adecuaba a sus curvas y le hacía lucir tan perfecta como siempre. Melania se decantó por una falda lápiz a media pierna que combinó con una chaqueta corta, un precioso diseño de manga francesa confeccionado en tweed.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Always Starts With (@alwaysstartswith)

 

Las piezas forman parte de la colección Metiers D'Art 2019 y estuvieron en sintonía con su calzado por excelencia: unos salones también en negro de Christian Louboutin. A este estilo de lujo debemos agregar el Birkin de Hermès, un bolso deseado por miles en el mundo. 

Ahora debemos hablar de su look en Florida. La exprimera dama dejó atrás el luto para abrazar el sol de su nueva residencia. Sorprendió bastante con este estilo, ya que abandonó la silueta de lápiz para apostar por la silueta recta y elegir utilizar estampados, algo poco común en ella.

 

Melania se dejó ver con un vestido de corte midi con un precioso estampado de estética retro en colores blanco, naranja y azul marino. También contaba con manga larga y cuello ajustado. Pero lo más singular del look de la exprimera dama fue su calzado, y es que se decidió por unas bailarinas negras. Adiós tacones, adiós Casa Blanca. Melania vuelve a ser libre. @mundiario