Meghan Markle se salta una de las prohibiciones de Isabel II en su última aparición

Meghan Markle, duquesa de Sussex. RR SS.
Meghan Markle, duquesa de Sussex. / RR SS.

La duquesa de Sussex sigue saltándose las normas de la Familia real británica optando por looks atrevidos. Pero en su última aparición, durante los British Fashion Awards 2018, la exactriz fue más allá y se saltó una de las normas impuestas por la mismísima monarca.

Meghan Markle se salta una de las prohibiciones de Isabel II en su última aparición

Meghan Markle reaparece luego de semanas muy revueltas donde ella es la gran protagonista, siendo acusada de tratar mal a sus empleados, de alejar a su marido de su familia e incluso, de hacer llorar a su cuñada Kate Middleton. La duquesa de Sussex aparece en los British Fashion Awards 2018 como una sorpresa y de nuevo, se salta algunas reglas de la monarquía británica, una de ellas, impuesta por la mismísima Isabel II.

La esposa del príncipe Harry apareció luciendo su barriga de embarazada para entregarle el premio a la Diseñadora de Ropa Femenina Británica del Año a Clare Waight Keller, directora artística de Givenchy, y la persona que estuvo a cargo del diseño de vestido de novia que Markle lució en su boda. El mismo vestido ahora forma parte de la historia de la monarquía británica y está siendo expuesto en el Castillo de Windsor.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

👑The Duchess Of Sussex Just Shocked Clare Waight Keller (& Everyone Else) When She Turned Up To Present The Designer With A British Fashion Award👑 Meghan's made several under-the-radar appearances but this one had to be kept under wraps for a special reason: Clare Waight-Keller didn't know Meghan would be presenting her award. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ 👑What Went Down At The British Fashion Awards👑 Clare Waight Keller (artistic director of Givenchy) knew she was up for British Womenswear Designer of the Year, but she was completely in the dark about who the presenter would be. Joined on stage by Rosamund Pike (both in Givenchy), Markle appeared to thunderous applause. Here are some highlights from her speech: ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ "When we choose to wear a certain designer, we're not just a reflection of their creativity & vision, but an extension of their values ... [So], I feel especially proud to announce tonight's winner who, yes, is a British designer leading on the global stage with vision & creativity, but also with incredible kindness, which is why when I met her ... 11 months ago, I knew we'd be working very closely together. The winner this evening is Clare Waight Keller." ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ A totally overwhelmed Keller joined Meghan on the stage & said a few words of her own: “This woman is so amazing. I got to know Meghan on such a personal level. To have someone like that trust you on such a personal moment in their life... I can't thank you enough because it was the most beautiful moment.” The pair gave each other a heartfelt hug & exited the stage together—Meghan's arm around Keller the whole way. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ 👑What Meghan Wore👑 Meghan's outfit paid homage to Keller & underlined her speech beautifully. She wore a stunning, one-shouldered custom Givenchy gown to praise Keller. And, driving home her point about choosing designers who share your values, the Duchess of Sussex wore the Wahija cuff by ethical, charitable brand Pippa Small with Tamara Mellon's Karat sandals & simple gold studs with her sleek bun. The look is drop-dead-gorgeous, so enjoy the snaps from this incredibly sweet (& très chic) outing.

Una publicación compartida de The Royal Windsors (@royals_off_the_record) el

 

Es un inmenso placer estar aquí celebrando la moda y a los diseñadores británicos en mi nueva casa del Reino Unido”, dijo a exactriz durante su discurso. “Es genial ver tantas caras familiares. A muchos de vosotros os conozco desde hace tiempo, mientras que a otros tantos os he conocido en el último año, así que gracias por la apacible bienvenida”. Cuando entregó el premio dio un enorme abrazo a la directora creativa, que aseguró a en su discurso que Meghan y ella eran “amigas de verdad”.

Pero lo más llamativo de todo fue que Markle llegó con un impresionante vestido Givenchy negro con hombro al aire, desafiando nuevamente las normas acordes del protocolo de la realeza británica. Muchos recordarán que Diana de Gales también llegó a llevar estos diseños, contra el expreso deseo de la monarquía claro está. Con esto, la duquesa no solo vuelve a mostrar un signo de rebeldía, sino que contradice la imagen que Kate Middleton ha logrado labrar y que va entre lo actual y lo tradicional para conciliar un punto medio entre lo que debe ser y lo que demanda el público actualmente. Pero lo más sorprendente de todo fue que la duquesa de Sussex llevó las uñas pintadas de un color oscuro, algo que estaría en contra del estricto protocolo dictado por la reina Isabel II desde hace años.

Meghan completó su rebelde look con un brazalete dorado de Pippa Small y unos tacones también dorados de Tamara Mellon. Su maquillaje fue tan natural como siempre y su peinado estuvo compuesto por un moño que le ayudó a destacar sus facciones. @mundiario

 

Meghan Markle se salta una de las prohibiciones de Isabel II en su última aparición
Comentarios