Meghan Markle y el príncipe Harry empiezan a pagar sus caprichos

Meghan y Harry. @royalsandcelebrities.
Meghan Markle y el príncipe Harry. / @royalsandcelebrities.
Los duques de Sussex se comprometieron a pagar las costosas reformas de Frogmore Cottage, donde se mudaron luego de negarse a vivir en Kensington Palace, justo al lado de Kate Middleton y el príncipe Guillermo.
Meghan Markle y el príncipe Harry empiezan a pagar sus caprichos

Aunque Meghan Markle y el príncipe Harry ahora viven en Los Ángeles, ambos anunciaron que mantendrían su residencia en Reino Unido y que no solo pagarían a Isabel II una especie de alquiler, sino también que pagarían las costosas reformas a las que sometieron a Frogmore Cottage cuando se mudaron.

Entonces fue todo un revuelo porque los duques de Sussex realmente no tenían necesidad de irse a vivir a Windsor, ya que tenían a su disposición uno de los departamentos de Kensington Palace junto a Kate Middleton y el príncipe Guillermo. 


Quizá también te interese:

La lujosa vida del príncipe Harry y Meghan Markle les causa problemas


Pese a lo anterior, Meghan y Harry gastaron hasta 2,6 millones de euros provenientes de los contribuyentes en reformas, para que finalmente hayan decidido dejar de ser 'royals' y mudarse de país. Quizás anticipandose a las críticas, los Sussex anunciaron que reembolsarían todo el dinero de las reformas y no vivirían de a gratis en la casa, sino que procederían a pagar cierta cantidad cada mes para poder mantenerla cada vez que regresaran a Reino Unido.

Las reformas de la vivienda incluyeron modernizar la cocina y varios baños, se incluyó una sala para que Meghan practique yoga, disciplina a la que es muy aficionada gracias a su madre. También se sustituyeron la madera de suelos y techos, y se cambió el sistema de calefacción y el cableado eléctrico. 

No se puede negar que los Sussex está cumpliendo su palabra y poco a poco terminarán de pagar la lujosa casa. @mundiario

Meghan Markle y el príncipe Harry empiezan a pagar sus caprichos
Comentarios