Meghan Markle y el príncipe Harry: las cuentas no salen con su nueva fundación

Príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. Instagram.
Príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. / Instagram.

Los duques de Sussex dejaron de forma tempestuosa a la Familia real británica en 2020 y fundaron Archewell, una fundación benéfica que no ha recolectado lo que esperaban.

Meghan Markle y el príncipe Harry: las cuentas no salen con su nueva fundación

Pese a dejar a la Familia real británica como miembros en activo, Meghan Markle y el príncipe Harry prometieron seguir dedicándose a las causas sociales en EE UU. Para tal cuestión terminaron fundando una organización benéfica que decidieron llamar Archewell que parece que no está percibiendo el dinero que esperaban, o eso deja saber el reciente informe de impuesto sobre los ingresos en Estados Unidos.

El Internal Revenue Service (IRS) desveló el monto que lograron obtener los duques de Sussex a través de su fundación, una que parece no tener mucho éxito. Pero las cosas van a peor cuando se comprueba que los duques gastaron más en su equipo de abogados en Reino Unido para terminar de solventar varias cuestiones legales.

Markle y el príncipe Harry lograron recaudar a través de su fundación unos 50.000 dólares, una cantidad inferior a los 55.600 dólares que destinaron en su equipo legal británico para cerrar la otra organización benéfica que mantenían en Reino Unido.

La organización hermana de Archewell, tenía el nombre de primeramente de Sussex Royal, pero se vieron en la obligación de cambiarlo debido a conflictos con el Palacio de Buckingham y terminaron por denominarla MWX Foundation.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por megxit we agree (@megxitweagree)

 

Según informes de la Cámara de Empresas del Reino Unido dicha ONG llegó a ingresar hasta 380.000 dólares en sus cuentas que no serían transferidos luego a su organización hermana fundada en Delaware, por lo que se desconoce qué ocurrió con estos fondos.

Ahora también genera polémica los gastos de los duques en equipo legal. Durante 2020 destinaron 35.000 dólares a la firma Harbottle & Lewis y otros 20.600 dólares a otro despacho desconocido. A estas criticas se suma la decisión de los duques de abrir una ONG en Delaware, donde se pueden realizar gestiones más opacas que en otros estados de EE UU. En el caso de Archewell, por solo percibir 50.000 dólares en donaciones, ni siquiera debe presentar un registro al IRS, basta con una tarjeta con información limitada para dar a conocer a la opinión pública cuánto percibieron.

 

Al parecer las pocas donaciones percibidas por su ONG en EE UU tomó a los duques por sorpresa, si bien toman en cuenta las limitaciones de la pandemia. Según ellos mismo comentaron, dedicarían sus esfuerzos a la igualdad, salud mental, el medio ambiente o el movimiento Black Lives Matter. Pero a todas luces pareciera que Meghan Markle y el príncipe Harry no se han esforzado lo esperado para obtener mejores resultados con la organización llamada así en honor a su primogénito. @mundiario 

Meghan Markle y el príncipe Harry: las cuentas no salen con su nueva fundación
Comentarios