Buscar

MUNDIARIO

Meghan Markle gana una batalla en el juicio contra periódicos

Meghan acaba de ganar una pequeña batalla, después de perder el primer round, al ser obligada a pagar los costos del proceso. 

Meghan Markle gana una batalla en el juicio contra periódicos
Meghan Markle y Harry de Inglaterra, duques de Sussex. /  RR SS
Meghan Markle y Harry de Inglaterra, duques de Sussex. / RR SS
El Tribunal Supremo de Londres falló a favor de la duquesa de Sussex y sus cinco amigas anónimas.  La duquesa de Sussex continúa su batalla legal contra dos medios de comunicación el Daily Mail y People. Markle emprendió acciones legales para que los nombres de las amigas que la apoyaron en esos momentos no sean revelados y ha ganado.

Cómo surgió el problema

Desde que Meghan llegó a la vida del príncipe Harry los tabloides británicos que han publicado capítulos de su vida privada, desde temas virales como qué cirugías se había realizado hasta temas sensibles para ella, como la correspondencia que tuvo la actriz con su polémico padre. Como respuesta, el equipo legal de la duquesa solicitó a un tribunal que lleva su caso que impida que el periódico Daily Mail haga público el nombre de cinco amigas suyas que intervinieron, desde el anonimato, en un reportaje de la revista People, donde denunciaban la presión sobre la duquesa cuando estaba embarazada de Archie.

Meghan ha dicho, a través de sus abogados que "esto solo sirve para que los medios señalen a cinco mujeres inocentes a través de las páginas de su periódico y de su página web". Y las defiende expresando que: "Estas cinco mujeres no están siendo juzgadas ni yo tampoco. El grupo editorial es el único que sí lo está. Es esta empresa la que se comportó de manera espantosa y está intentando evadir su responsabilidad, creando un circo y distrayendo del centro de este caso".

Según la empresa editorial demandada, Associated Newspaper, uno de los periódicos más críticos y severos con Markle, la actriz estaba al corriente de lo que harían sus amigas, mientras que Markle lo negó enfáticamente.

El juez que lleva el caso, dictaminó que las identidades de las cinco amigas se queden en el ámbito su vida privada, aunque matizó que este es un caso excepcional, debido a que ha sido el editor del Mail On Sunday quien ansiaba que las fuentes perdiesen el anonimato.

Esta batalla ganada, le permite a la duquesa tomar aire únicamente, ya que el propio juez insiste en que esta medida es provisional: si finalmente son llamadas como testigo alguna de ellas o las cinco nada impide que su nombre sea revelado en los medios.

La duquesa dijo: "Cada una de estas mujeres es una ciudadana privada, madre joven y con derecho a su privacidad. Los medios mencionados y el tribunal tienen sus nombres de una manera confidencial, pero al parecer buscan revelar los nombres para generar más tráfico en sus medios y sobrellevar la crisis”, cosa que la duquesa al parecer, no permitirá. @mundiario