Meghan Markle admite que su vida dentro de la realeza no es perfecta 

Meghan Markle, duquesa de Sussex. Instagram.
Meghan Markle, duquesa de Sussex. / Instagram.
La duquesa de Sussex ha dejado ver su lado más vulnerable por primera vez, al reconocer que lidiar con la presión mediática, los compromisos reales y la maternidad a la vez ha sido desgastante.   
Meghan Markle admite que su vida dentro de la realeza no es perfecta 

Por si quedaba alguna duda: la vida de los miembros de la realeza no es un cuento de hadas. Y si no nos creen, aquí está Meghan Markle para confirmarlo: la duquesa de Sussex ha admitido por primera vez que no la ha estado pasando nada bien en los últimos meses. 

Quizás también te interese: 

 

La esposa del príncipe Harry ha dejado ver su lado más vulnerable en una entrevista para el documental sobre su reciente viaje oficial por África, en la que ha reconocido (con lágrimas en los ojos) que lidiar con la presión mediática, los compromisos reales y la maternidad a la vez ha sido bastante agotador. 

"Mira, cualquier mujer, especialmente cuando está embarazada, es vulnerable", respondió la exactriz cuando el conductor del espacio le preguntó sobre la actitud protectora que ha desplegado su marido en los últimos días. “Y luego, cuando llega el recién nacido… ya sabes cómo son esas cosas. Como mujer, en concreto, resulta abrumador. Cuando a todo eso le añades la presión de ser una madre primeriza y una recién casada es…”, agregó. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por In It 4 The Kulture! (@www_datvegasgyrl_com) el

 

Pero la verdadera prueba de que todos los acontecimientos recientes le han estado pasando factura a la duquesa llego en la siguiente línea: "Gracias por preguntar, porque no mucha gente me ha preguntado si estoy bien. También pasan cosas que no siempre se ven". 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por The Duke and Duchess of Sussex (@sussexroyal) el

 

La confesión de Meghan llega en un momento complicado para el matrimonio real, que en lugar de dedicarse a disfrutar de su primogénito ha tenido que iniciar una batalla legal contra la prensa amarillista. 

Hace apenas unos días, Harry, consiente del daño que el acoso mediático había causado a su propia madre, Lady Di, anunciaba que pondría en marcha acciones legales contra dos tabloides británicos por presunto hackeo telefónico.

"Perdí a mi madre y ahora veo a mi esposa víctima de las mismas fuerzas poderosas. He visto lo que sucede cuando un ser querido se convierte en mercancía hasta el punto de que ya no se le trata como a un ser real", expresaba el nieto menor de la reina Isabel II por medio de un comunicado. "Desafortunadamente, mi esposa se ha convertido en una de las víctimas de una prensa sensacionalista británica que emprende campañas contra personas sin pensar en las consecuencias: una campaña despiadada que se ha intensificado durante el año pasado, durante todo el embarazo y mientras criaba a nuestro hijo recién nacido", añadía. 

El duque de Sussex terminaba su reclamo dejando claro que, por encima de su status dentro de la realeza, se encuentra el bienestar de su familia. 

"Aunque hemos seguido poniendo buena cara, como muchos de ustedes pueden imaginarse cuesta describir lo doloroso que ha sido. Porque en la era digital actual las invenciones de la prensa son tomadas como verdad en todo el mundo". @mundiario 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por The Chic Million (@thechicmillion) el

 

Meghan Markle admite que su vida dentro de la realeza no es perfecta 
Comentarios