Buscar

MUNDIARIO

Meghan y Harry inician una nueva batalla legal para proteger a su hijo

La pareja ha decidido emprender acciones legales contra un paparazzi que ha conseguido fotografiar con un dron al pequeño Archie, dentro de su propiedad en Los Ángeles.

Meghan y Harry inician una nueva batalla legal para proteger a su hijo
Meghan Markle y el príncipe Harry, con su hijo Archie. / People.
Meghan Markle y el príncipe Harry, con su hijo Archie. / People.

Ibed Méndez

Periodista.

Parece que Meghan Markle y el príncipe Harry deberán sacrificar mucho más que sus títulos reales para poder conseguir la paz que tanto anhelan. Los duques de Sussex cambiaron su histórica casa en Frogmore Cottage por una especie de búnker impenetrable en Los Ángeles, pero ni siquiera así han conseguido librarse de los paparazzis. 

Eso sí: la pareja ha dejado claro que no está dispuesta a rendirse tan fácil frente a los caprichos los medios; es por eso que la actriz y el nieto de la reina Isabel II han decidido sumar una nueva batalla legal (sí, otra) para proteger a su hijo.


Quizás también te interese: 

El último gesto de la familia real evidencia la pésima relación con Meghan Markle

Harry mete en líos a su hermano Guillermo: ambos son denunciados por una transacción ilegal


 

La pareja ha decidido emprender acciones legales contra un paparazzi que ha conseguido fotografiar con un dron al pequeño Archie, dentro de su propiedad en Los Ángeles.

De acuerdo con el relato de los Sussex, el fotógrafo ha cometido dos delitos: capturar la imagen de un menor de edad (vulnerando así su derecho a la protección de imagen) e invadir la propiedad privada con objetos voladores no tripulados. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Meghan Markle Source (@meghanmarklesource) el

 

“Los demandantes han hecho todo lo posible para mantenerse fuera del centro de atención excepto en relación con su trabajo, que libremente admiten que es noticia. Pero las fotos en cuestión no son noticias. No son de interés público. Son acoso. El único punto para tomar y/o vender esas fotos invasivas es sacar provecho de un niño”, expone la demanda presentada por el abogado Michael Kump ante el Tribunal Superior del Condado de Los Ángeles. @mundiario