Meghan y Harry no escapan de la polémica: ¿Isabel II no autorizó el nombre de Lilibet?

Isabel II junto al príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. RR SS.
Isabel II junto al príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. / RR SS.
Una fuente del palacio Buckingham asegura que los duques de Sussex jamás informaron a la Reina que llamarían a su hija de esta forma, que es como se refieren a ella sus más íntimos.
Meghan y Harry no escapan de la polémica: ¿Isabel II no autorizó el nombre de Lilibet?

Si pensaste (al igual que nosotros) que el nacimiento de Lilibet Diana, la segunda hija de Meghan Markle y el príncipe Harry, podría aliviar las tensiones entre los duques de Sussex y la familia real británica, lamentamos decepcionarte: el nombre de la pequeña recién nacida ya ha desatado una nueva guerra entre los Windsor y la ‘pareja rebelde’ de la familia. 

Los padres de Archie confirmaron el pasado domingo que habían elegido el nombre Lilibet Diana como homenaje a dos personas especiales: la reina Isabel II y Diana de Gales. Pero parece que el gesto no ha sido bien recibido: una fuente del palacio Buckingham ha revelado al cadena BBC que  la pareja jamás informó a la soberana que pretendía llamar a la bebé de esta forma, que es como la llamaban sus padres y su hermana en la infancia, y como se refieren a ella sus más íntimos desde que era una niña. 

Harry está furioso

La noticia le ha dado la vuelta al mundo entero y Harry no ha tardado en reaccionar ante esta nueva ‘agresión’ de los medios: el hijo de Lady Dia ha emitido un comunicado en el que niega rotundamente este rumor y, además, amenaza con una demandar legal al medio a través los abogados del estudio Schillings. 

“El duque habló con su familia antes del anuncio; de hecho, su abuela fue la primera persona a la que llamó [cuando nació su hija]”, ha dicho un portavoz de los Sussex a la BBC. “Durante la conversación, él compartió su deseo de llamar a su hija Lilibet en su honor. Si ella no se hubiera mostrado alentadora al respecto, ellos nunca hubieran usado ese nombre”, ha añadido. 

 

Otras fuentes cercanas al matrimonio han declarado a Harry no se le ocurrió el nombre de la pequeña cuando nació: era un deseo que tenía desde hace mucho tiempo. De hecho, algunos han llegado a afirmar que el príncipe ya había comentado a su abuela (antes del nacimiento de Archie) que si algún día tenía una hija deseaba ponerle ese apelativo. 

De momento, no está claro si Isabel II efectivamente dio (o no) su bendición al nombre, si Harry y Meghan le pidieron una respuesta formal o si la conversación entre el príncipe e Isabel II quizás fue en tono más ‘ligero’. 

El drama suma y sigue… @mundiario


 

Meghan y Harry no escapan de la polémica: ¿Isabel II no autorizó el nombre de Lilibet?
Comentarios