Meghan y Harry, dueños de once empresas en un paraíso fiscal

Príncipe Harry, duque de Sussex; y Meghan Markle, duquesa de Sussex. / Times.
Príncipe Harry, duque de Sussex; y Meghan Markle, duquesa de Sussex. / Times.

Los duques de Sussex serían los dueños de varias compañías offshore a través de las cuales realizan sus negocios para evitar pagar impuesto que generan a través de sus ganancias.

Meghan y Harry, dueños de once empresas en un paraíso fiscal

Meghan Markle y el príncipe Harry se han convertido en los familiares incómodos de los Windsor. Si hace unos días el duque de Sussex hacía una pataleta contra el gobierno británico por no asegurarles la seguridad mientras estén en Reino Unido, ahora salen informaciones de que sus nombres están asociados ha once empresas creadas en un paraíso fiscal.

La pareja ha decidido sitiar todos sus negocios en el estado de Delaware, conocido en EE UU por permitir un pago de impuestos muy bajos además de permitir que las personas no tengan que aportar muchos datos concretos sobre las ganancias que obtienen durante el año fiscal.

Los duques de Sussex se han encargado de crear una red de empresas a través de su abogado, Richard Genow, y su director comercial, Andrew Meyer. La pareja ha creado diversas sociedades para presentar sus actividades económicas fuera de la familia real británica. Así nos encontramos con Peca Publishing LLC y Orinoco Publishing LLC, la primera es la responsable de los derechos del libro para niños que lanzó Markle el año pasado, mientras que la segunda probablemente será la responsable de los derechos del libro que lanzará Harry este año.

Los medios británicos han establecido una serie de nombres con aspectos personales para nombrar a sus sociedades. Orinoco Publishing LLC hace referencia a una canción de la cantante Enya, Orinoco Flow, uno de los temas preferidos de la princesa Diana de Gales. Por otro lado, está la sociedad Baobab Holdings LLC, en referencia al árbol Baobab, que es originario de África y Australia, lugares especiales para la pareja. De igual forma encontramos, Hampshire LLC, lugar referente al Reino Unido donde la pareja se refugió durante los últimos meses de embarazo de Markle.

 

Delaware es un conocido estado de EE UU gracias a que posee más empresas que ningún otro lado del país. Hasta el 65% de las compañías de la lista Fortune 500 están constituidas en el estado gracias a factores como su flexibilidad sobre las leyes empresariales o los bajos tipo de impuestos. Además, la legislación obliga a que el nombre de los directivos y administradores sea público, pero no así de los dueños, una cuestión perfecta para quienes quieran pasar desapercibido.

Asimismo, el estado no el impuesto sobre la renta a sociedades registradas en el estado que no hacen negocios en él y los accionistas que no residan en Delaware tampoco deben pagar el mencionado impuesto.

 

Las acciones de los duques no terminan de caer bien, porque si bien hacen algo perfectamente legal, esto va contra esa imagen de transparencia que tanto quieren proyectar. Queda por ver si los duques terminan por aparecer en el primer aniversario por la muerte del duque de Edimburgo, cuyos actos tendrán lugar en la Abadía de Westminster y se tiene previsto que acuda gran parte de la familia real. Meghan y Harry son esos familiares incomodos que probablemente podrían opacar el acto en honor al esposo de Isabel II, mientras que es casi improbable que aparezca el príncipe Andrés, duque de York, que enfrenta un juicio civil.  @mundiario

Meghan y Harry, dueños de once empresas en un paraíso fiscal