Máxima de Holanda luce una joya desaparecida de la familia Orange

Máxima de Holanda. RR SS.
Máxima de Holanda. / RR SS.

Los Reyes de Países Bajos ofrecieron una cena de gala para el presidente de Cabo Verde y su esposa. La ocasión fue aprovechada por la reina para traer de vuelta un broche que perteneció a la reina Emma, tatarabuela del actual rey Guillermo Alejandro.

Máxima de Holanda luce una joya desaparecida de la familia Orange

Máxima de Holanda sigue estrenando joyas de la Familia real. El pasado junio sorprendió llevando por primera vez una de las versiones de la tiara Stuart en una visitada a Luxemburgo. Luego llegó a Londres, donde decidió repetir la tiara, pero en esta ocasión, en su versión completa incorporando el impresionante diamante Stuart que estuvo sin aparecer en público por 40 años. Y ahora, la reina consorte toma del joyero de los Orange, un broche con años de historia.

Los Reyes Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda ofrecieron una cena de gala al presidente de Cabo Verde, Juan Carlos Fonseca, y a su esposa, Lígia Fonseca. Como es tradición, la cena fue celebrada en el Palacio Real de Ámsterdam donde la argentina impactó con su atuendo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Dutch Royal Jewels (@dutchroyaljewels) el

 

Pero también gracias al mencionado broche que perteneció a la reina Emma y que ninguna reina había lucido hasta ahora. El broche es un devant de corsage y es desmontable, por lo que Máxima a lucido piezas del mismo aquí y allá, pero jamás en su forma completa hasta ahora. La pieza fue un regalo que la reina Emma, tatarabuela del rey Guillermo Alejandro, recibió de parte del pueblo holandés cuando llegó al país en 1879 para casarse con Guillermo III. El broche es de estilo neogriego y posee un diamante central del que cuelgan otros tres diamantes de menor tamaño.

 

La reina dejó al broche brillar al elegir como tiara, la bandeau, que está formada por una hilera de diamantes rosas. Es bastante simple en comparación a otras tiaras de la familia Orange y también tiene su historia. Fue realizada por orden de la reina Guillermina, con algunos diamantes que poseía su madre, la reina Emma. Completando su look, la reina llevó unos pendientes de diamantes.

Asimismo, Máxima destacó con un impresionante vestido rojizo de escote asimétrico que contaba con incrustaciones de joyas y cintura marcada, firmado por Claes Iversen, habitual de la reina. El vestido no es nuevo, la reina ya lo había llevado en 2015 durante una visita de Estado a Dinamarca y lo repitió un año después en su viaje a Nueva Zelanda. @mundiario

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

#New The President of the Republic of Cabo Verde, Jorge Carlos de Almeida Fonseca, and his wife are on a two-day state visit to the Netherlands at the invitation of His Majesty the King (10th-11th December)🇳🇱🇨🇻 . Day 1: King Willem-Alexander and Queen Máxima officially welcomed President Fonseca and his wife on Dam Square in Amsterdam. After the inspection of the guard of honour, a reception took place in the Royal Palace in Amsterdam for the Dutch and Cabo Verdean officials taking part in the visit. The first day of the state visit concluded with a state banquet at the Royal Palace in Amsterdam. . Do you like Maxima's outfits? #dutchroyals #dutchroyalfamily #kingwillemalexander #queenmaxima #koninginmaxima #statevisit #royaljewels #instaroyals #royalnews

Una publicación compartida de Royal Addicted (@royal.addicted) el

 

Máxima de Holanda luce una joya desaparecida de la familia Orange
Comentarios