Mary de Dinamarca: positivo por covid, odio entre cuñadas y problemas maritales

Mary de Dinamarca. RR SS.
Mary de Dinamarca. / RR SS.

Ha sido un año complicado para la princesa heredera danesa que se ha contagiado con el virus. A esto debemos incluir su mala relación tanto con la reina Margarita II como con la princesa Marie.

Mary de Dinamarca: positivo por covid, odio entre cuñadas y problemas maritales

La llegada de Mary Elizabeth Donaldson a la corte danesa nunca fue fácil. Aunque el príncipe Federico quedó flechado por ella durante los Juegos Olímpicos de Sidney, Mary nunca logró ganarse a su suegra, la reina Margarita. Han pasado 17 años desde que contrajeron matrimonio, pero la cercanía entre Mary y Margarita II siempre ha sido protocolar, cuestión que no ha impedido que la princesa ejerza un papel en el que se ha ganado a los daneses.

Ahora la princesa anuncia que se ha contagiado de covid-19 y por lo tanto deberá pasar las Navidades en cuarentena. No es el primer viento en contra que enfrenta Mary, ya en otras ocasiones ha sido llamativo el odio que existe entre ella y la princesa Marie, la segunda esposa del príncipe Joaquín o incluso con su propia familia.

Duelo de cuñadas

Esto no tiene nada que ver con la relación fría que antes tenían en Suecia las princesas Victoria y Magdalena con la princesa Sofía, esposa del príncipe Carlos Felipe; tampoco con la enemistad que parece existir entre Kate Middleton y Meghan Markle. La mala relación que existe entre Mary y Marie es mucho más complicada.

Todo empieza y termina con el príncipe Joaquín de Dinamarca, hijo menor de la reina Margarita. Es digamos, la oveja negra de la familia, el niño mimado de la reina. Joaquín contrajo primeras nupcias con la condesa Alejandra en 1995 e hicieron falta 10 años y dos hijos en común para que terminaran divorciándose por los problemas con la bebida de él.

 

Un año antes de dicho divorcio, contraía matrimonio el príncipe Federico con la australiana Mary Donaldson. La joven llegó a la corte danesa para dejar impresionado a Joaquín, que al parecer lleva enamorado de ella desde hace años. Luego llegaría a la vida del príncipe la francesa Marie Cavallier, que no solo tiene un nombre similar a la princesa heredera, también es plebeya y comparten un gran parecido físico.

Pese a su boda en 2008, parece que Joaquín sigue perdidamente enamorado de Mary, tanto así que en un momento determinado corre el rumor que llegó a robarle un beso. Dicho beso de la discordia fue la gota que derramó el vaso y obligo a Margarita II a desterrar a su hijo pequeño a Francia.

 

Luego saldrían unas declaraciones polémicas de la princesa Marie sobre su mudanza a París, donde dejaba saber que era algo más bien impuesto, no un plan de la pareja. Tras su mudanza, Mary ha evitado Francia a toda costa. No visitó a la pareja cuando Joaquín sufrió un ictus y tampoco cuando su esposo realizó una visita por la presentación oficial del Tour de Francia 2022 que será celebrado en Dinamarca. También fue llamativo que cuando Marie visitó el suelo danés para ejercer como representante de la corona, Mary estuviera fuera del país, sin mayores explicaciones por parte de la Casa real. Al parecer el objetivo es mantener separadas a las cuñadas y en especial, hacer que Joaquín se olvide de Mary.

Su mala relación con Margarita y los rumores de divorcio

Justamente por el tema anterior parece que a Margarita II no le gusta Mary. Que sus dos hijos se distancien por una mujer ya es un problema, pero además, Mary es su más cercana rival en tema de popularidad. La Reina es la Reina, y no puede permitir que una princesa le opaque. La princesa Mary ha sido reconocida por su buen gusto al vestir y los pequeños detalles que le han hecho ganarse al pueblo danés, como aprender el idioma cuando salía con el príncipe Federico.

 

Tampoco gustará a la reina las continuas habladurías sobre la separación de la pareja. Han sido 17 años de matrimonio con sus altas y bajas. La pareja ha enfrentado varios rumores de divorcio y el último de ellos tomó fuerza debido a las palabras de la propia princesa, que llegó a afirmar que ella y Federico tenían 'lugares de descanso'. El príncipe heredero al parecer tiene un apartamento donde se va relajar y ella puede quedarse en su enorme Palacio con sus cuatro hijos. No creemos que se divorcien, Mary sigue cumpliendo con su papel al pie de la letra, y se espera, que algún día llegue a reinar junto a su esposo. @mundiario

 

Mary de Dinamarca: positivo por covid, odio entre cuñadas y problemas maritales
Comentarios