Buscar

MUNDIARIO

Marie-Chantal de Grecia afirma que la familia real griega no estuvo muy feliz con que ella trabajara

La prima política del Rey Felipe VI revela detalles de su vida personal luego de que decidiera abrir una tienda de ropa para niños. Entonces su familia política temía que utilizara su título de princesa como forma de promocionarse.
Marie-Chantal de Grecia afirma que la familia real griega no estuvo muy feliz con que ella trabajara
Príncipes Pablo y Marie-Chantal de Grecia. / Instagram.
Príncipes Pablo y Marie-Chantal de Grecia. / Instagram.

Seguramente toda nueva princesa se encuentra con el lío de adaptarse a su familia política. Ahí están los casos de la reina Letizia, Meghan Markle o Mary de Dinamarca. Pero el caso que nos ocupa ahora es el de Marie-Chantal de Grecia, casada con el príncipe heredero Pablo, que en circunstancias distintas habrían sido Reyes de los helenos, pero que ahora se conformarán con ser los jefes de la Casa de Glücksburg, que anteriormente reinó en Grecia.

Aunque se llevó muy bien con sus suegros y cuñados, quizás su ambición generó preocupación entre los miembros de la Familia real griega. Cuando llevaba ya varios años casada con el príncipe Pablo y a la espera de su tercer hijo, la princesa decidió abrir una tienda de ropa infantil con su propio nombre.

Tal como ella misma revela, entonces su familia política no estuvo muy de acuerdo. En una entrevista con la revista Paper, la princesa aseguró que las familias reales no se sienten “demasiado cómodas” con la idea de que sus miembros trabajen. Sin embargo, que ella decidiera hacer ropa para niños les pareció “muy dulce” y “vieron que no había nada malo en ello”, si no implicaba el uso de sus títulos reales.

“Vieron que estaba haciendo algo que me gustaba, y que eso era saludable. Jamás he explotado o sacado ventaja de la familia. Sencillamente estaba haciendo algo que era complementario”, detalló la prima política del Rey Felipe VI, que reafirmó su postura de trabajar heredada de su padre, el multimillonario estadounidense Robert Warren Miller. @mundiario