Buscar

MUNDIARIO

María Pombo comienza su tratamiento contra la esclerosis múltiple

La vida de María Pombo, una de las influencers madrileñas más de moda parece estar llena de altibajos.
María Pombo comienza su tratamiento contra la esclerosis múltiple
Maria Pombo. / Maria Pombo en Instagram
Maria Pombo. / Maria Pombo en Instagram

María Recondo

Colaboradora.

Hablamos de la más famosa de las tres hermanas Pombo, todas ellas influencers. María es también la pequeña (25), aunque gana las otras dos, Lucía (30) y Marta (27), en seguidores. Hace mes y medio, concretamente el 22 de junio,  se sinceraba con su millón y medio de followers sobre la posibilidad de padecer esclerosis múltiple, pues había reconocido algunos de los síntomas. Contaba que estaba todavía esperando los resultados de algunas pruebas y le quedaba otra por hacer para estar segura, pero prefería ponerse en lo peor, pues su madre también padece la enfermedad y está familiarizada con ella. En el vídeo de Instagram TV que compartió se la veía muy afectada, como es comprensible, y pedía comprensión si se se ausentaba de las redes sociales por motivos de salud como haría cualquier persona con su trabajo en una oficina, pues no hay que olvidar, que la influencer vive en gran medida de publicar su imagen, sus viajes y hacer publicidad de marcas en su perfil.

Parecía realmente un punto muy bajo en su vida, pero hace dos semanas hizo un nuevo anuncio igualmente impactante y conmovedor: está embarazada. María y su marido, Pablo Castellano (33), ya habían expresado con anterioridad su deseo de formar algún día una familia, y parece que ese día está cada vez más cerca. Contrajeron matrimonio en 2019 y a principios de este año empezaron a encaminar más su vida de casados, mudándose a una nueva casa.

Tras estos dos meses que no podemos definir mejor que “llenos de luces y sombras”, María iba por fin a su primera sesión del tratamiento al que se tendrá que someter. “Pensé que me iba a doler muchísimo, iba atacada” confiesa.

En el vídeo transmite tranquilidad con cómo se desarrollan los acontecimientos, algo bastante necesario para calmar la preocupación de la gente que la sigue. Y es que la noticia de su embarazo, por feliz que sea, parece llegar en un momento complicado para toda su familia. Nos habla del procedimiento y de la inyección que tendrá que ponerse a partir de ahora cada 15 días “Me han recomendado por el embarazo y porque me la pongo yo, que me la ponga en la pierna”. Parece tenerlo todo bajo control y confiar plenamente en los profesionales médicos que la atienden, así que intentará mantener su perfil actualizado con todas las novedades de su enfermedad. Recordemos que aunque a día de hoy la eslerosis múltiple no tiene cura, sí es ya controlable. Quiere aprovechar su situación para dar a conocer la enfermedad y los avances que se han hecho recientemente, pues, asegura, ve mucha desinformación en los comentarios y en los mensajes que le han llegado con preguntas. “Quiero seguir viviendo mi vida con total normalidad” es una de las frases con las que concluye la serie de vídeos que subió a Instagram. El embarazo no es momento de vivir con estrés, y no quiere que la tristeza por una enfermedad que por el momento parece estar bajo control opaque la alegría que supone para ella, su marido y el resto de su familia, el futuro nacimiento de su hijo o hija. Además, el tratamiento es perfectamente compatible con los cambios que experimenta el cuerpo durante el embarazo, no supondrá un problema.

Tras su primera sesión dice que se siente libre, feliz y tranquila, y deja una nota positiva sobre los enormes avances en investigación y desarrollo respecto a esta enfermedad en concreto en los últimos años. Incluirá las inyecciones que debe ponerse cada dos semanas a su rutina y seguirá adelante “sin ser la pobrecita”. Comentó también de manera breve los efectos secundarios de este tratamiento, pero tampoco le preocupan: la posibilidad de una pequeña reacción alérgica donde se ponga la inyección, y puede que algo de fiebre, pero depende de la persona, pues no afecta a todos los cuerpos por igual; es posible que no le afecte ninguno de estos efectos secundarios.

Como arte del proceso de control de su enfermedad, a parte del aspecto farmacológico y sesiones de rehabilitación, es necesario mantener también un estilo de vida saludable, algo que para ella no supondrá tampoco un problema. Con sus fans ya más tranquilos y mostrándose positiva y confiada, María se despedía. Seguiremos pendientes de cómo avance la enfermedad, y les deseamos lo mejor a ella y a su familia. @mundiario