Margaret Campbell: de duquesa de Argyll a tachada de “prostituta”

Margaret Campbell, duquesa de Argyll. RR SS.
Margaret Campbell, duquesa de Argyll. / RR SS.

La aristócrata pasó de ser una de las mujeres de moda del momento a victima de un llamativo divorcio donde salieron a la luz varias imágenes de ella compartiendo cama con otros hombres.

Margaret Campbell: de duquesa de Argyll a tachada de “prostituta”

El nombre de Margaret Campbell, duquesa de Argyll vuelve a tomar relevancia luego de darse a conocer que la famosa serie A Very English Scandal retratará su famosa figura en la piel de Claire Foy, a quien conocimos en The Crown, mientras que Paul Bettany se encargaría de dar vida a su vengativo esposo Ian Douglas Campbell, undécimo duque de Argyll.

¿Quién es esta mujer? ¿Vale la pena contar su historia? La verdad es que la duquesa es el perfecto ejemplo de la hipocresía varonil de los años 50 y 60, época en que ella estuvo muy de moda, pero terminó cayendo muy pronto en desgracia por sus actividades extramatrimoniales sacadas a la luz por el duque, que tras descubrir los engaños, expuso a su exmujer al escarnio público.

Todo comenzó por un fatídico viaje que Margaret realizó a Nueva York, momento que su entonces esposo aprovechó para llamar a un cerrajero y pedir que abriera las gavetas personales de su escritorio, lo que se encontró fueron las pruebas irrefutables de los engaños de su esposa. El duque se topó con varias fotografías de su mujer desnuda llevando solo un collar de perlas y compartiendo cama con otros hombres, en algunas de ellas, aparecía realizando una felación a un hombre que más tarde sería nombrado por la prensa como el “hombre sin cabeza” ante la negativa de la duquesa de revelar la identidad de sus amantes.

La lista de amantes de Campbell sumaba hasta 80 hombres, muchos de ellos quizás homosexuales tal como llegó a señalar su ex, algo que la duquesa negó una y otra vez por miedo a represalias. En esos años, ser gay era un delito grave en Reino Unido.

 

La prensa se volvió especialmente dura contra la duquesa, por la cantidad de amantes que acaparaba, algo impensable en una mujer durante esa época. A eso hay que agregar que el misterio del hombre que aparecía en las fotos y cuya identidad nunca fue revelada. Podía ser algún miembro de la familia real, del gobierno o un famoso actor.

Para saber su identidad el juez que llevaba el caso ordenó realizar la comparación de la caligrafía de los distintos sospechosos, el experto determinó que la persona dueña de la letra al dorso de la foto era el actor Douglas Fairbanks Jr. De cualquier forma, Campbell y Fairbanks negaron tal señalamiento y en 2013 la nuera de la duquesa llegó a revelar que la persona de la foto era William H. Lyons, antiguo director de ventas de la aerolínea Pan American World Airways.

El duque no solo obtuvo el divorcio tras el escándalo, su mayor victoria fueron los ataques contra su exmujer. El propio juez llegó a determinar que Margaret era una "mujer completamente promiscua cuyo apetito sexual soló podía satisfacerse con varios hombres. Su actitud hacia la santidad del matrimonio era lo que los modernos llamarían 'ilustrada' pero que, en lenguaje sencillo, era totalmente inmoral". La prensa no fue mucho más amable con la duquesa, a quien tacharon públicamente de “prostituta” y llegaron a apodarla como la “duquesa sucia”.

 

Una vida de amores y desamores

La duquesa nació el 1 de diciembre de 1912 como Margaret Whigham siendo la única hija de un empresario y millonario escocés, George Hay Whigham, y su esposa, Helen Mann Hannay. Formó parte de una familia pudiente que la llevaron a tener una educación mixta entre EE UU y Reino Unido, para luego instalarse en su natal país.

Gracias a su belleza y origen, la joven no tardó en convertirse en la preferida de grandes eventos así como acumular un gran número de pretendientes. Se dice que estas condiciones le otorgaron un gran poder para tener diferentes relaciones escondidas, pero cuando cumplió 15 años quedó embarazada del hijo del actor David Niven. Al enterarse su padre entró en cólera y la encerró en un asilo de ancianos donde le practicaron un aborto secreto. Tras esto mantuvo una vida más privada y tranquila hasta su debut en sociedad dos años después.

 

Entonces fue pretendida por el aviador Glen Kidston, el heredero editorial Max Aitken, el príncipe Aly Khan, el barón Martin Stillman von Brabus, el príncipe George, duque de Kent, o Charles Greville, séptimo conde de Warwick, con quien llegó a comprometerse. Finalmente Margaret terminó casándose con Charles Sweeney, un rico heredero estadounidense.

Fue una novia de ensueño cuyo vestido la convirtió en una de las mujeres más glamorosas de la época. Con Sweeney tuvo tres hijos, uno llegó a nacer muerto, y tuvo hasta ocho abortos. No tardarían en divorciase y claro que se habló al respecto, pero nada que ver con el escándalo que protagonizaría años más tarde con el duque de Argyll.

Tras su escandaloso divorcio en 1963, Margaret dejó de verse públicamente y no volvió a casarse. Murió el 25 de julio de 1993 con una fortuna muy disminuida y lejos de la fama que en su momento llegó a tener. @mundiario 

Margaret Campbell: de duquesa de Argyll a tachada de “prostituta”
Comentarios