Kate la mediadora, Meghan la divisiva

Kate Middleton, duquesa de Cambridge; y Meghan Markle, duquesa de Sussex. RR SS.
Kate Middleton, duquesa de Cambridge; y Meghan Markle, duquesa de Sussex. / RR SS.

Ha salido a luz que la duquesa de Cambridge medió entre los príncipes Guillermo y Harry para que ambos participaran en un importante evento.

Kate la mediadora, Meghan la divisiva

Los hijos de Diana de Gales y el príncipe Carlos están más separados que nunca. Hablamos de forma figurativa y real ya que mientras el príncipe Guillermo vive en Reino Unido, el príncipe Harry hace vida en EE UU. La salida del duque de Sussex junto a Meghan Markle formó una grieta en la relación de los príncipes que perdura pero intentan aligerarla.

Los medios británicos se hacen eco de la reunión que los príncipes tuvieron el 5 de julio, cuando la madre de ambos habría cumplido su 60 cumpleaños. La fecha tan señalaba llamaba la atención debido a que los príncipes se habían comprometido a inaugurar una estatua en honor a la fallecida princesa en los jardines del Palacio de Kensington, pero este encuentro casi no ocurre.

Resulta que el príncipe Guillermo a estado muy molesto por las continuas declaraciones de su hermano y cuñada. En especial las cosas que revelaron durante la entrevista con Oprah Winfrey donde hablaron de racismo, del mal trato que recibían de parte del personal de la Corte de Isabel II o incluso de asegurar que el príncipe Carlos y el duque de Cambridge estaban atrapados en la monarquía.

Todas estas cosas mantenían furioso a Guillermo, futura cabeza de la monarquía. Los miembros de la familia real no hacen declaraciones al respecto, siempre las ignoran, algo que de lo que también se quejó Markle, que recibiendo múltiples críticas de parte de la prensa inglesa, nunca se le permitió responder, pero ojo, estas reglas no han sido nuevas por lo tanto no era algo específicamente en contra de ella. Pese a hacer caso omiso a este tipo de polémicas, el príncipe Guillermo sorprendió cuando fue increpado por un periodista siendo preguntado si la familia real era racista. Entonces el duque se limitó a responder que ellos no eran una familia racista.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Showbiz Cheat Sheet (@showbizcheatsheet)

 

Kate la salvadora

El homenaje a la princesa Diana de parte de sus dos hijos pudo ser gracias a la intervención de Middleton, una joya para la familia real y quizás la única persona que pueda hacer que el príncipe Guillermo olvide su furia. Fue ella quien medió con su marido la reunión con Harry para que ambos revelasen la estatua y poco después mantuviesen una reunión privada con los Cambridge.

 

Desde entonces los hermanos parecen haber enterrado el hacha de guerra y han mantenido cierto contacto, pero aún queda en duda el libro que presentará Harry en 2022. El duque de Sussex promete revelar cosas muy privadas de su vida, cuestiones que nuevamente pueden poner a la familia real contra las cuerdas.

Meghan…¿el problema?

La duquesa de Sussex por su parte ha evitado a toda costa reunirse con su familia política. No pudo asistir al funeral del duque de Edimburgo por su avanzado embarazo y tampoco estuvo en Reino Unido para la apertura de la estatua. Desde que llegó a casarse con Harry se ha convertido en una figura divisoria que nunca terminó de cuajar en la rígida familia real, pese a que Isabel II hizo todo lo posible para acoplar a los Sussex a su Corte.

Les había cedido uno de sus terrenos en Windsor, les cedió sus mas estrechos colaboradores y dicen que se reunió con su nieto para tratar ciertos problemas entre Markle y el personal. Nada funcionó y la tempestuosa salida de los duques solo fastidió el futuro reinado de Carlos, que contaba con los Cambridge y los Sussex en la primera línea de la familia.

 

De Markle se ha dicho que no trataba bien al personal del Palacio de Kensington, que no se llevaba bien con Kate Middleton, que no terminaba de entender que no era más una actriz de Hollywood… entonces pasó de ser el aire fresco que necesitaba la monarquía a uno de sus miembros más divisorios.

No sabemos exactamente que planean los Sussex, pero sus movimientos tras abandonar a la familia real tampoco han terminado de cuajar. Mientras reclamaban mas privacidad y respeto, parecen haberse encasillado en una serie de contratos millonarios y entrevistas polémicas que no siempre les ha dejado bien parados. Dejaron una vida pública en Reino Unido para vivir una vida igual de pública en EE UU. @mundiario

Kate la mediadora, Meghan la divisiva
Comentarios