Isabel II quería enviar a Meghan y Harry a África antes de su renuncia a la realeza

Isabel II junto al príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. RR SS.
Isabel II junto al príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. / RR SS.

Un nuevo libro firmado por el consultor histórico Robert Lacey revela que la monarca era consciente de que los duques de Sussex anhelaban tener una vida ‘ordinaria’, por lo que planeaba trasladar sus labores a Johannesburgo, en Sudáfrica. Pero… ¿qué salió mal?  

Isabel II quería enviar a Meghan y Harry a África antes de su renuncia a la realeza

La reina Isabel II tenía un plan para evitar que el príncipe Harry y Meghan Markle renunciaran a la familia real británica: enviar a la pareja a vivir a África durante un año… o quizás dos.

Un nuevo libro firmado por el consultor histórico, Robert Lacey (el historiador oficial de la serie The Crown y autor de la biografía de la propia Isabel) revela que la monarca era consciente de que los duques de Sussex anhelaban tener una vida ‘ordinaria’, por lo que planeaba trasladar sus labores a Johannesburgo, en Sudáfrica, para aflojar las tensiones.


Quizás también te interese: 

Meghan Markle y el príncipe Harry se convierten en una pareja tóxica para los británicos


 

De acuerdo con algunos fragmentos del libro, filtrados por The Daily Mail, la Reina incluso llegó a discutir su ‘plan secreto’ con Sir Christopher Geidt, miembro de la corte británica; y con Sir David Manning, exembajador británico en Estados Unidos.

"La gran idea era sacar a Harry y Meghan del país por un buen período. Les daría a todos un respiro. La reina quería ofrecer honor y responsabilidad a la pareja otorgándoles algún papel en su amada Mancomunidad Británica de Naciones, una muestra de confianza muy personal", sostiene el Lacey. "Este era el gran paso, integrar a una nueva recluta de raza mixta -la primera en la historia- a la totalmente blanca familia real, que necesitaba mantener su posición en una sociedad que se estaba volviendo racialmente diversa cada día. Era un desafío profundo, con enormes implicancias en la identidad y relevancia a largo plazo -e incluso quizás en la supervivencia- de la corona en un mundo cambiante”, añade.

Pero... ¿qué fue lo que salió mal? Simple: al parecer la tarea de convencer a Meghan y Harry de mudarse fue encomendada a la persona incorrecta. El autor afirma que el responsable fue Edward Young, uno de los nuevos colaboradores de la reina que tenía poca (o nula) confianza con los duques de Sussex, a diferencia de su antiguo secretario privado, Christopher Geidt.

Irónicamente, Meghan y Harry partieron de gira a África en 2019.... pero fue precisamente este viaje el que marcó el inicio del fin. Recordemos que durante este periplo se grabó Harry & Meghan: An African Journey, el polémico documental en el que la pareja se sinceraba por primera vez sobre sus miedos, el distanciamiento entre los hijos del príncipe Carlos o la tensión con la prensa británica.

El resto es historia… @mundiario

Isabel II quería enviar a Meghan y Harry a África antes de su renuncia a la realeza
Comentarios