El príncipe Harry y Meghan Markle podrían estar a un paso de la quiebra

El príncipe Harry junto a Meghan Markle. / @meghan_harry_rus
El príncipe Harry junto a Meghan Markle. / @meghan_harry_rus
Los planes de los duques parecen no andar bien, han tenido pocos ingresos económicos y mantener su estilo de vida podría ser complicado, por ello consideran volver a Reino Unido.
El príncipe Harry y Meghan Markle podrían estar a un paso de la quiebra

La popular pareja que desde 2020 decidieron alejarse de la familia real británica y se mudaron a California, Estados Unidos siempre ha dado de qué hablar... Para bien o para mal, y en esta oportunidad no sería la excepción, puesto que su estado financiero ya está en boca de muchos.

El príncipe Harry y Meghan Markle esperaban convertirse en una marca que generaría mucho dinero,  para poder continuar con sus proyectos y llevar la calidad de vida llena de lujos que tienen hasta ahora. Sin embargo, la crisis que podrían estar atravesando podría truncar sus planes, ya que no están logrando tener la liquidez que necesitan para seguir con la vida que llevan hasta ahora. 

Sin la ayuda económica del príncipe Carlos, continuar con la lujosa vida que llevan los duques de Sussex es complicado, más cuando varios proyectos que ellos esperaban fueran exitosos tuvieron que ser pausados o cancelados por completo debido a la pandemia.

Una fuente cercana a ellos comentó a la revista Star que "Ellos esperaban hacer millones al año", pero la realidad es que han perdido más dinero del que imaginaron


Quizá también te interese:

El príncipe Harry amenaza con demandar al gobierno británico

El príncipe Harry publicará un libro de sus memorias


Asimismo, el informante también acotó que actualmente “hay una gran brecha entre sus ingresos y sus gastos”. ¿Será por eso que ya planean vender su mansión de USD 14,7 millones de nueve habitaciones en el exclusivo vecindario de Montecito, California? Recordemos que los duques solo han vivido allí durante 18 meses.

Harry y Meghan podrían estar a un paso de la quiebra y es por ello que se presume que esté sea uno de los motivos que los lleva a buscar un nuevo hogar en donde criar a sus hijos Archie, de dos años, y Lilibet, de seis meses.

Su lujosa mansión llena de jardines, con vista al mar, gimnasio, cine, spa entre otras fortalezas que la hacen un lugar increíble para vivir, fue adquirida en 2020 cuando ambos decidieron renunciar a los deberes de la realeza.  

Una vida difícil fuera de la familia real

Mantenerse en pie lejos de la familia real británica quizás no ha sido tarea fácil para el duque y la duquesa, quienes se han enfrentado no solo a las críticas de sus familiares, sino también a las polémicas por el estilo de vida que llevan, así como las declaraciones de políticos como Donald Trump quien calificó de 'irrespetuosa y oportunista' a Meghan.

Desde el momento en el que decidieron mudarse del Reino Unido, el príncipe Carlos los dejó de ayudar económicamente, luego de que se le retiraran el título de Alteza reales. Por lo que el hijo menor de Lady Di quedó sin el respaldo financiero de quien solventaba la protección de su hijo y familia. 

Hasta el momento se estima que los duques gastan un aproximado de USD 3 millones anuales en seguridad.

Una batalla legal por la seguridad

El duque ha buscado diferentes formas de mantener protegida a su familia, sobre todo cuando van al Reino Unido, pero esta vez ha tenido que iniciar  acciones legales contra la decisión del Gobierno británico de retirarle la protección policial cuando está en el territorio inglés, además crítica el hecho de que le permitan pagar personalmente por su seguridad, mientras visita su hogar. 

En varias oportunidad de los últimos meses delincuentes han intentado atacar a la familia real, quienes suelen recibir amenazas de muerte, y es debido a ello que Harry no se siente seguro en el Reino Unido, según declaró un representante legal del duque al diario Daily Telegraph. “No puede volver a su hogar” con su mujer Meghan y sus hijos Archie y Lilibet, aclaró.

Hace dos años que a los duques se les retiró la escolta policial de la que gozaban en el país durante las 24 horas, todo por haber renunciado a sus obligaciones reales y a la financiación pública.

La situación en la familia real y los duques sigue tensa, mientras la pareja también parece haber tenido varias discusiones por cómo está afectada su economía, acotó un informante a la revista Star. @mundiario

El príncipe Harry y Meghan Markle podrían estar a un paso de la quiebra