Greta Thunberg culpa a la industria de la moda del cambio climático

Greta Thunberg. / Mundiario
Greta Thunberg. / Mundiario

La activista medioambiental protagoniza el número uno de la primera edición escandinava de la revista Vogue y, desde ahí, ha pasado a criticar la gestión de la industria de la moda en el cambio climático.

Greta Thunberg culpa a la industria de la moda del cambio climático

“La industria de la moda es un enorme contribuyente a la situación de emergencia climática y ecológica, por no mencionar su impacto en incontables trabajadores y comunidades explotados por todo el mundo para que algunos disfruten de moda rápida que muchos tratan como objeto desechable” ha criticado la activista medioambiental Greta Thunberg.

Thunberg también ha pasado a poner en duda la supuesta concienciación de esta industria, en la que gastan “ingentes cantidades” en campañas para venderse como sostenible, ética, verde y justa.

“Seamos claros. Eso es casi siempre puro lavado de imagen. No puedes producir moda de forma masiva y consumir de modo sostenible tal y como el mundo está moldeado hoy en día. Ese es uno de los muchos motivos por los que necesitamos un cambio de sistema” señaló Thunberg.

Greta Thunberg portada de Vogue

La activista sueca, que aparece estos días en portada de Vogue acariciando a un caballo, viste ropa elaborada con material reciclado, según la revista, destacando que la joven y la revista se identifican con unos mismos valores sobre un estilo de vida sustentable y en proteger el medio ambiente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Greta Thunberg (@gretathunberg)

Thunberg, desde que inició en septiembre de 2018 sus protestas para reclamar acciones contra el cambio climático, se ha convertido en referente mundial. Ha pasado a ser nominada en tres ocasiones al Nobel de la Paz, se ha entrevistado con el Papa y los principales líderes mundiales y ha pasado a dar discursos ante la ONU.

También ha aparecido como portada en otras revistas como Time en mayo de 2019, el mismo año en el que fue elegida “persona del año” por esta publicación. Durante el 2020 y 2021, a causa de la pandemia del coronavirus ha aparecido en menos ocasiones en los medios, pero ha seguido con sus reivindicaciones en un segundo plano.

Thunberg también pasó a denunciar el “nacionalismo de las vacunas” y la desigualdad de vacunación contra la covid-19 entre los distintos países. En abril donó 100.000 euros para luchar contra la desigualdad en la inoculación en el mundo.

Greta Thunberg culpa a la industria de la moda del cambio climático
Comentarios