El fenómeno Despacito es prohibido en Malasia por el contenido sexual de su letra

Zuleyka Rivera y Luis Fonsi en el vídeo de Despacito. Youtube
Zuleyka Rivera y Luis Fonsi en el vídeo de Despacito. / Youtube

El popular tema de Luis Fonsi y Daddy Yankee, que ha arrasado con todos los récords este año, fue vetado por el gobierno de Malasia debido a las quejas del público por la letra inapropiada de la canción.

El fenómeno Despacito es prohibido en Malasia por el contenido sexual de su letra

El furor que ha causado Despacito ha sido desmedido. Desde su lanzamiento a comienzos del 2017, ha logrado sonar en todos los confines del mundo, ha roto cuantos récords se ha propuesto y ha contagiado a los más grandes con su ritmo. Sin embargo, la canción del momento ya no sonará más en las emisoras, ni en los canales de televisión pública de Malasia, ya que las autoridades del país musulmán vetaron su reproducción pues consideran que el contenido de su letra es inapropiado.

Según dijo este jueves el ministro de comunicaciones malasio, Salleh Said Keruak, la medida fue tomada durante una reunión del panel de evaluación de la estatal Radio Televisyen Malaysia (RTM), en la que la canción fue revisada, a causa de las repetidas quejas de los sectores islamistas, que manifestaron su molestia porque consideran que la letra de Luis Fonsi y Daddy Yankee tiene un gran contenido sexual explícito. “Respetamos el derecho al entretenimiento, pero debería haber directrices claras para que el entretenimiento no eche a perder a las personas sino que las haga mejores”, sentenció al diario The Star, Atriza Umar, integrante del partido islamista Amanah, una de las principales fuerzas que pidió el veto del tema, alegando que “muchos niños la cantaban sin entender el significado de su letra”.

El pegadizo tema Despacito logró esta misma semana ser la canción más descargada de las plataformas digitales de música en la historia, con 4,600 millones de reproducciones, según la casa discográfica Universal.

Ahora bien, esta prohibición solo afecta a los medios estatales y excluye a las emisoras privadas y a los servicios de música a través de internet o plataformas globales de entretenimiento como YouTube. En el caso de las televisoras privadas, las autoridades han instado a las cableras a la autocensura.  Así mismo, el remix de la canción con Justin Bieber no se verá afectado por el veto, según explicó el funcionario Said Keruak al diario The Associated Press.

Esta no es la primera vez que en Malasia se prohíbe algún material con motivo de la moralidad pública. En marzo de este año, la Comisión de Censura de Películas vetó el estreno de la última adaptación de La bella y la bestia, debido a que en la cinta aparecía un personaje homosexual. La decisión desató la polémica y tan solo días después la medida fue revocaba. Algo similar ocurrió en el 2014, cuando la misma Comisión impidió la proyección de Noé, el largometraje dirigido por Darren Aronofsky, cuya historia basada en el Antiguo Testamento, fue considerada contraria al islam.  

El fenómeno Despacito es prohibido en Malasia por el contenido sexual de su letra
Comentarios