La espontaneidad de la familia real holandesa ha sido lo mejor en el Día del Rey

Familia real de Holanda. Casa real de Holanda.
Familia real de Holanda. / Casa real de Holanda.
Guillermo Alejandro y Máxima de Holanda bailando, las princesas encantando con su belleza y la simpatía de todos destaca en plena festividad.
La espontaneidad de la familia real holandesa ha sido lo mejor en el Día del Rey

¿Se imaginan a la reina Letizia junto a Felipe VI siguiendo una coreografía ante las cámaras? Parece casi imposible, por eso nos divierte mucho ver a la familia real holandesa que no tiene ningún problema en mostrarse más simpática y divertida en cada oportunidad que tienen. Esto viene de la forma de ser de la reina Máxima de Holanda, conocida por su espontaneidad que contagia a todos los miembros de su familia. Pero empecemos por donde se debe, el comienzo, y es que vemos a la familia real holandesa reunida al completo para celebrar el Día del Rey, o mejor dicho: el cumpleaños de Guillermo Alejandro.

"¡La celebración del Día del Rey en Maastricht está a punto de comenzar! La familia real se dirige a Sint Servaasbrug, el punto de partida del día. La ruta lleva a la familia a través de las diferentes 'vidas' de Maastricht y la provincia de Limburg”, dice un comunicado de la Casa Real de Países Bajos. Para esta jornada tan especial, el monarca junto a su esposa e hijas se trasladan a algunas pequeñas ciudades a lo largo de Países Bajos y se dan un baño de masas.

Aunque en los últimos tiempos la familia había enfrentado ciertas críticas por su manejo de la pandemia, esta salida y consecuente muestra de afecto le ha sentado fenomenal a los Reyes. Una de las primeras sorpresas ha sido la aparición de Alexia de Holanda, hija mediana de los reyes, que debía de haber vuelto a Gales al UWC Atlantic College, donde también estudia la princesa Leonor, para continuar con su bachillerato. Parece que la princesa no ha querido perderse una fecha tan señalada y por tal razón se ha quedado en casa y ha elegido impactar con su estilo.

La princesa Alexia apareció con un traje de chaqueta y pantalón en color verde hierba con abotonadura dorada que combinó con un también llamativo mini bolso en rosado. Llevó su cabello pelirrojo suelto con ligeras ondas y lució salones de tacón ancho. Sus hermanas también deslumbraron y es que vemos a la heredera al trono, Catalina Amalia, llevando también un traje pero en su caso de color crudo con líneas verticales, siendo un diseño mucho más sobrio que el de su hermana a quien hizo un guiño con el color de su bolso: verde hierba como el diseño que llevó Alexia.

 

Por último la estuvo la princesa Arianne, la joven de 15 años sorprendió dejando ver lo alta que está en la actualidad. La princesa ha escogido un mini vestido plisado color azul y botones metalizados. Completó su estilo con unos zapatos de tacón destalonados. Pero quien realmente brilló, con cierto incidente incluido, fue la reina Máxima que impacto apareciendo con uno nuevo vestido color rosa firmado por Natan. Es a ras de rodilla y resulta que tenía una mini capa alrededor que en un momento se levantó a causa del viento y ocasionó que le tapara la cara brevemente. Encima del diseño, Máxima llevó una capa blanca y en el cabello le vimos llevar un sombrero firmado por Fabienne Delvigne a juego con la cartera y los salones.

 

En un momento, un grupo de bailarines realizaba una coreografía ante la familia y Máxima no pudo evitar unirse para bailar junto a ellos. El Rey Guillermo y la heredera fueron los siguientes y las princesas Alexia y Arianne se contagiaron de la buena onda de todos y terminaron bailando en grupo. La familia real holandesa quizás pueda elevar su popularidad ahora que las restricciones empezaron a disminuir y es que su simpatía es sencillamente hilarante.  @mundiario

La espontaneidad de la familia real holandesa ha sido lo mejor en el Día del Rey
Comentarios