Buscar

MUNDIARIO

¿Es casualidad que Carolina de Mónaco desaparezca y su cuñada Charlène luzca más feliz?

No sabemos qué ha pasado esta cuarentena, pero luego de que el príncipe Alberto sufriera la Covid-19 y se recuperara, la princesa monaguesca ha reaparecido junto a él más feliz y con un gran cambio de actitud.

 

¿Es casualidad que Carolina de Mónaco desaparezca y su cuñada Charlène luzca más feliz?
Alberto y Charlène de Mónaco. / @royalcouturier.
Alberto y Charlène de Mónaco. / @royalcouturier.

Ríos de tinta se han escrito sobre la princesa triste se Mónaco, Charlène, que luego de casarse con el príncipe Alberto cambió por completo y se convirtió en alguien con el semblante triste que solo cambiaba cuando estaba en compañía de sus hijos, la princesa Gabrielle y el príncipe Jacques.

Pero algo ha cambiado en esta cuarentena. Luego de que el soberano sufriera la Covid-19 y tuviera que pasar el confinamiento lejos de la princesa y los mellizos, la pareja se reencontró e iniciaron las muestras de cambios.


Quizá también te interese:

Charlène de Mónaco demuestra cómo lucir deportiva sin perder la elegancia con su último look


Empezaron a protagonizar fotos en Instagram y a liderar los principales actos de los Grimaldi, donde han asistido gran parte del resto del clan. En ellos, Charlène se ha mostrado más cercana a su marido, relajada y dipuesta a posar para las cámaras.

Este cambio ha coincidido con la desaparición de la princesa Carolina de Mónaco, cuñada de Charlène y con quien se rumorea que no se lleva muy bien. Han sido muchos los desplantes entre ambas puesto que si alguna asiste a un acto, la otra evita asistir. Sumado a esto, pese a que Charlène es la consorte, Carolina jamás ha disminuido el número de actos a lo que asiste y sigue siendo la gran protagonista de diversos actos. ¿Será cuestión de rivalidad? @mundiario