Buscar

MUNDIARIO

Enrique de Inglaterra se convierte en lo nunca deseó ser: una celebridad

Los duques de Sussex inician una nueva vida en Los Ángeles, la cuna de Hollywood donde abundan los paparazzi y tienen previsto vivir gran parte del año.
Enrique de Inglaterra se convierte en lo nunca deseó ser: una celebridad
Príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. / Instagram.
Príncipe Harry y Meghan Markle, duques de Sussex. / Instagram.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

El príncipe Harry se está convirtiéndo en lo que nunca quiso ser, toda una celebridad, que junto a su mujer Meghan Markle, se ha revelado ante la monarquía en lo que muchos ven como un intento egoísta de huír de sus deberes. 

Con la pandemia, Reino Unido está viviendo momentos difíciles. La monarquía, que suele levantar los ánimos en estos momentos, se ha visto disminuida debido a que la reina y su heredero pertenecen al grupo de riesgo, dejando todo el peso de la institución al príncipe Guillermo. La escapada del segundo hijo de Diana de Gales a Los Ángeles ha sido tomada de muy mala manera por los británicos que se toman muy enserio este tipo de desplantes.

Entonces Enrique Windsor se deja llevar -para algunos por una mujer manipuladora, para otros por su instinto protector- y termina dejando sus deberes para instalarse con su familia en la cuna de Hollywood donde abundan los paparazzi -de los que dicen, quieren huír- y para darle una oportunidad a su mujer de retomar su carrera, la misma que ella accedió dejar atrás luego de aceptar casarse con un príncipe inglés, sexto en la línea de sucesión y un gran apoyo para su familia mientras sus tres sobrinos se hacen mayores.

Lograr sacar sus proyectos adelantes sin el apoyo de la monarquía les podría costar hasta 30 millones de dólares. La situacíon se hace más polémica cuando se habla de su supuesta independencia y que de todos modos su padre, el príncipe de Gales, le seguirá asignando su sueldo mensual proveniente del ducado de Cornualles. De esto, la Casa Real ha evitado hablar debido a las criticas que genera la actitud de la pareja tachada como de "adolescentes malcriados" por la propia biógrafa del príncipe. 

"Es profundamente triste pero verdadero que cada semana que pasa el comportamiento de Harry y Meghan se ha ido haciendo cada vez más egocéntrico. Una esperaba que en sus últimos días como royals serían amables y dignos", aseguró Angela Levin, autora de Harry: Conversations With The Prince, a Tatler. "En su lugar publican que dejan Canadá, que es miembro de la Commonwealth, por el más 'estrellado' Los Ángeles y que Meghan pondrá la voz a un documental de elefantes. Su elección de prioridades es más propia de adolescentes mimados y desafiantes que de los adultos de treinta y tantos que son".

Los planes de los duques de Sussex se han visto afectados por el coronavirus, ambos quedando relegados a dos rostros famosos despreocupados ante lo que acontece en el país que representaban, mientras que el príncipe Carlos sale de su aislamiento para agradecer a todo el personal sanitario o el príncipe Guillermo se propone retomar su labor como piloto para transportar enfermos por el coronavirus. @mundiario