Emma Roberts se confiesa: miedo, óvulos congelados y un duro camino para quedar embarazada

Emma Roberts, actriz. Instagram.(1)
Emma Roberts, actriz. / Instagram
La actriz, a punto de convertirse en madre de su primer hijo, ha revelado que padece endometriosis desde que era adolescente y estuvo cerca de quedar estéril porque su doctor minimizó sus dolores.
Emma Roberts se confiesa: miedo, óvulos congelados y un duro camino para quedar embarazada

Emma Roberts disfruta de la etapa más dulce de su vida a la espera de su primer hijo. Pero antes de esto tuvo que enfrentar un duro camino para quedar embarazada: la actriz ha confesado que padece endometriosis desde que era adolescente, por lo que tuvo que congelar sus óvulos ante el riesgo de quedar estéril. 

En una entrevista con la revista Cosmopolitan, cuya portada protagoniza para la edición de diciembre, la famosa ha revelado que el diagnóstico de endometriosis (un trastorno que provoca la aparición de tejido en los ovarios, las trompas de Falopio o los intestinos y suele causar infertilidad) llegó de forma tardía, ya que su médico minimizaba sus terribles dolores. 

“Siempre tuve cólicos y menstruaciones debilitantes, tan fuertes que faltaba a la escuela y, luego, tendría que cancelar reuniones. Le mencioné esto a mi médico, quien no lo investigó y me envió a mi camino porque tal vez estaba siendo dramática", recordó la protagonista de Holidate. "A finales de mis 20, tenía la sensación de que necesitaba cambiarme a una doctora. La mejor decisión. Hizo pruebas, me envió a un especialista. Finalmente, se confirmó que no estaba siendo dramática. Pero para entonces, había afectado mi fertilidad. Me dijeron, 'Probablemente deberías congelar tus óvulos o investigar otras opciones'", añadió.

 

Emma relata que uno de sus mayores sueños era convertirse en madre, por lo que fue realmente difícil hacer frente a esta situación. “Me quedé impactada. Parecía que se iba a quedar para siempre, y sentía que había hecho algo malo”, sostuvo. Por suerte, la sobrina de Julia Roberts encontró el apoyo que necesitaba en grupos de apoyo de mujeres que vivían una experiencia similar. “De repente, se abría todo un mundo nuevo de conversaciones sobre ella, infertilidad, abortos naturales, miedo a tener hijos. Agradecí tanto descubrir que no estaba sola”.

La buena noticia es que la historia de la actriz tiene un final feliz: decidió congelar sus óvulos, pero gracias al tratamiento finalmente logró quedar embarazada. 

"Suena cursi, pero en el momento en que dejé de pensar en eso, nos embarazamos", resume la celebridad con alegría. “Este embarazo me ha hecho darme cuenta de que el único plan que se puede tener es no tener ninguno”. @mundiario

Emma Roberts se confiesa: miedo, óvulos congelados y un duro camino para quedar embarazada
Comentarios