Elisabeth de Bélgica impacta con su estilo en una boda casi real

Elisabeth y Eleonore de Bélgica. / RR SS.
Elisabeth y Eleonore de Bélgica. / RR SS.
La heredera se ha dejado ver en Francia junto a parte de la familia real belga para celebrar la boda de su tío. Eleonore de Bélgica y la reina Matilde también brillaron con su estilo.
Elisabeth de Bélgica impacta con su estilo en una boda casi real

La princesa Elisabeth de Bélgica se ha dejado ver en una pequeña escapada a Francia para celebrar la boda de su tío, el conde Charles-Henri d'Udekem d’Acoz con Caroline Phillipe en Pont-l'Évêque. Se trata del hermano menor de la reina Matilde de Bélgica y por tal, fue una ocasión muy especial para la consorte, que también estuvo acompañada del Rey Felipe, la princesa Eleonore y el príncipe Emmanuel. 

Aunque Matilde suele ser la protagonista, en esta ocasión sus hijas le han robado parte el foco. Por un lado está la heredera, que empieza a consolidar su posición protagonizando cada vez más actos, y por el otro, está Eleonore, que no tendrá un papel destacado en el futuro de la monarquía belga y por tal, podrá darse libertades que su hermana no.

Para la ocasión, Elisabeth de 20 años escogió un estilo adecuado y muy fabuloso. Se trató de un vestido vaporoso de corte largo, manga larga y confeccionado en crepé de la firma Natan, favorita tanto de Matilde como de su homónima, la reina Máxima de Holanda. Es una pieza en color nude con estampado de flores de diversos colores que combinó con salones de Jimmy Choo y clutch naranja de Serpui. Su cabello estuvo suelto y lo adornó con una diadema ancha del mismo tono del vestido que es firmada por Fabienne Delevinge. En la misma línea, nos encontramos con unos preciosos pendientes con un colgante de perla firmados por Carolina Herrera

Ahora tenemos que hablar de la princesa Eleonore, quien ya se ve muy crecida con sus 14 años de edad. La joven será toda una belleza en el futuro y ya empieza a dejar los diseños aniñados para apostar por diseños con detalles más interesantes. En su caso, llevó un diseño romántico en color pastel con volantes en la falda firmado por Maje. En su caso no lució tacones, pero si unas zapatillas en beige con el detalle de un lazo en el centro. 

 

Y no podemos dejar de hablar de la reina Matilde. Ella fue quien más destacó gracias al vestido confeccionado por el modisto Edouard Vermeulen, que trabaja para la firma Natan. Es una apuesta en verde con mangas drapeadas y efecto capa. Lo combinó con tocado verde en forma de lazo de nombre Vertigo, también de Fabienne Delvigne. Una apuesta arriesgada pero perfecta para la ocasión. La reina lucía emocionada por la boda de su hermano pequeño y ahora, la familia real se prepara para otra boda y es que la próxima semana se casará en la catedral de Bruselas la princesa María Laura de Bélgica, segunda hija de la princesa Astrid, hermana del rey Felipe. @mundiario

 

Elisabeth de Bélgica impacta con su estilo en una boda casi real
Comentarios