¿Dónde está Charlene?: La Navidad más complicada del príncipe Alberto

Charlene y Alberto de Mónaco. RR SS.
Charlene y Alberto de Mónaco. RR SS.

La princesa consorte se encuentra fuera del principado recuperándose física y mentalmente de la enfermedad que la mantuvo lejos de casa por meses. Se desconoce si llegará al cumpleaños de sus mellizos o en las fiestas navideñas.

¿Dónde está Charlene?: La Navidad más complicada del príncipe Alberto

La princesa Charlene de Mónaco ha estado en boca de todos últimamente debido a su larga ausencia del principado por una enfermedad que la mantuvo confinada en Sudáfrica. Tras medio año fuera de casa por una infección otorrinolaringológica la princesa se dejó ver en su regreso con una linda foto junto a sus mellizos los príncipes Jacques y Gabriella, y su esposo el príncipe Alberto.

El idilio duró poco ya que pronto se conoció de boca del propio jefe de Estado que su esposa estaba fuera de Mónaco y no había fecha de regreso. ¿La razón? La princesa necesita recuperarse física y mentalmente de su enfermedad, ha señalado el propio Alberto descartando una y otra vez que el motivo de su lejanía sea una supuesta separación.

Por ahora es desconocido si acaso la princesa llegará a reencontrarse con su familia en las próximas fiestas por Navidad, pero de llegar a hacerlo es probable que se vea limitada por su enfermedad. Aunado a esto ha sido motivo de especulación si acaso Charlene llegará a estar presente en el cumpleaños número siete de sus mellizos el próximo 10 de diciembre.

“Puedo decir que estaba sufriendo una fatiga increíble. No podía dormir bien durante varios días, no estaba comiendo bien tampoco. Ha perdido mucho peso, lo que la hace más vulnerable a las enfermedades, como catarro, gripe o, Dios nos libre, covid", han sido algunas palabras que el príncipe Alberto compartió sobre la salud de su mujer con People.

Quizás también te interese: 

Charlène de Mónaco, el ejemplo perfecto de una anti-princesa

Charlène de Mónaco no llevó tiara pero eligió el peinado perfecto para ocasión

Mientras Charlene se recupera, Alberto ha encontrado en sus hermanas Carolina y Estefanía la ayuda que necesita para mantener todo en orden, especialmente con los mellizos que desde hace poco han tenido que mudar su educación dentro del Palacio Grimaldi no solo por el coronavirus, también por la necesidad de su padre de tenerlo más cerca mientras la princesa se recupera.

 

Una figura controvertida, una princesa rebelde

Charlene Wittstock ha sido una figura llamativa para Mónaco, no de la misma forma que lo fue Grace Kelly cuando contrajo matrimonio con el príncipe Raniero. Charlene llegó siendo una preciosa sudafricana con cuerpo de sirena, cabello corto y mirada triste a Mónaco, país en el que solo se ha visto más cómoda en los últimos años junto a sus hijos Jacques y Gabriella.

Los rumores de rompimiento han rodeado a la pareja desde el inicio, incluso a pocos días de celebrarse la boda se rumoreó que Charlene intentó escapar de Mónaco para no contraer matrimonio con el príncipe soberano. Cuando se reveló que estaba espera sus primeros hijos los medios aseguraron que concebidos gracias a métodos clínicos ya que Alberto y Charlene no tenían un matrimonio real, era solo por apariencia.

 

Los continuos desaires de Charlene a los actos sociales en Mónaco tampoco ayudaron a mitigar dichos rumores, pero con el paso del tiempo y con el crecimiento de los mellizos así como la incorporación de ambos a los actos oficiales, han dejado ver a una princesa más alegre y maternal.

De igual forma, Charlene parece haber entrado a la familia Grimaldi por la puerta de atrás no teniendo una buena relación con su cuñada y de alguna forma quien ocupa el lugar de matriarca de la familia, Carolina de Mónaco. La relación de ambas parece ser cordial, pero no la mejor.

 

No debemos olvidar los cambios de look e inesperados de la princesa. El año pasado causó impacto con su cabello rapado y mohicano incluido, sus looks rockeros y rompedores, u optando muchas veces por un estilo masculino lejos de la elegancia femenina que ha caracterizado a las mujeres Grimaldi. En cualquier caso esperemos que la princesa se recupere y pueda pasar estas fechas tan señaladas con su familia, en especial por sus mellizos Jacques y Gabriella. @mundiario

¿Dónde está Charlene?: La Navidad más complicada del príncipe Alberto
Comentarios