Buscar

MUNDIARIO

La difícil transición a una vida 'normal': al príncipe Harry le hará falta la protección de Buckingham

El duque de Sussex ya vivió su primer resbalón público al caer en una broma telefónica que le hizo revelar más de la cuenta.
La difícil transición a una vida 'normal': al príncipe Harry le hará falta la protección de Buckingham
Príncipe Harry. / @thecambridgessussex.
Príncipe Harry. / @thecambridgessussex.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde fue coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

En un poco más de dos semanas el príncipe Harry y Meghan Markle dejarán de representar a la monarquía británica y aún sin terminar de salirse, el duque de Sussex ya ha protagonizado su primer resbalón público.

Hace unos días fue noticia la broma telefónica protagonizada por el príncipe donde este admitió que no estaba del todo bien con toda su familia y también reveló ciertas cosas más al creer que hablaba con Greta Thunberg y el padre de la joven activista.

El príncipe Harry admite estar separado de la mayor parte de su familia tras ser víctima de una broma

 

La broma habría llevado a que Harry, como quieren que le llamen desde ahora, cambiase su número de móvil y hasta su correo eléctronico.

Algunos miembros del personal del Palacio de Buckingham han asegurado a un medio inglés que esto no habría pasado si el duque siguiera contando con la protección del personal. Lo sucedido hace ver la vulnerabilidad del príncipe que toda su vida ha estado bajo la protección de todo un equipo dedicado a cuidar y restaurar su imagen.

“Quizás esto pone de manifiesto todo el trabajo que hay detrás de lo que se ve, de lo que nunca se habla en público, para asegurar que las cosas funcionan sin problemas”, aseguró una fuente al diario Telegraph. “A medida que avanzan, necesitan invertir en los recursos adecuados y tener la gestión necesaria, en lugar de adoptar una situación que es más propia del mundo del espectáculo. Quizás este incidente resalte eso. Esperemos que sea una llamada de atención”.

Sin duda, los próximos meses serán cruciales para el duque de Sussex quien deberá aprender a nadar sin el salvavidas que fue el Palacio durante años. Lo más importante será ver si es capaz de encontrar su lugar puesto que ya no representa el papel por el que trabajó toda su vida, el apoyo de su hermano Guillermo, futuro rey del Reino Unido. @mundiario