Cuando Kate quiso ser mamá de nuevo y Máxima exageró tanto que se vio casi ridícula

Diseño sin título
Kate Middleton, duquesa de Cambridge, y Máxima de Holanda. / RR SS.
La duquesa se Cambridge está representando a la reina Isabel en varios actos por Escocia, mientras que Máxima impacta con un detalle inesperado.
Cuando Kate quiso ser mamá de nuevo y Máxima exageró tanto que se vio casi ridícula

Una reina y una duquesa, dos mujeres muy diferentes que expresan mucho con su forma de vestir. Nos encontramos con Kate Middleton de viaje por Escocia junto al príncipe Guillermo para representar a Isabel II en el año que cumple 70 años en el trono. En otro lado de Europa, está la reina consorte Máxima de Holanda, que brilla con su sonrisa pero exagera con su estilo.

Kate tiene un estilo definido, muy lady, la típica rosa inglesa. En cambio, Máxima es la royal que más se atreve en cuanto a tema de estilo y moda, luciendo no solo atuendos inesperados, también joyas muy llamativas y poco comunes. Ahora hablemos de los estilos de ambas en sus últimas apariciones.

Kate y su deseo maternal

No es ningún secreto que la duquesa de Cambridge quiere tener más hijos, un deseo que el príncipe Guillermo parece no compartir y lo han dejado saber de forma jocosa en diversidad de ocasiones. La pareja se ha dejado ver nuevamente para compartir con bebés y niños del colegio Saint John en la localidad de Port Gasglo ubicado en Escocia como parte de la gira en representación de Isabel II por su Jubileo de Platino.

Como es habitual, los duques apoyaron un problema de salud mental dirigido a los niños y cuyo nombre es Raíces de Empatía. Ambos participaron en diferentes actividades con los menores y vimos cómo la duquesa se derretía al momento de tomar en brazos a unos bebés.  "Guillermo siempre se preocupa cuando estoy con bebés menores de un año. Llego a casa diciendo 'tengamos otro'", reveló Kate con toda naturalidad.

Para este nuevo acto, Kate optó por un atuendo relajado, elegante y profesional. Predominaba el tono azul con un conjunto de pantalón de vestir de tiro alto, un abrigo largo de Catherine Walker y una blusa de manga larga en un tono índigo. Esta aparición probó el 'efecto Kate' y es que tras dejarse ver en público, hicieron falta pocas horas para que la blusa de la marca Cefinn se agotara.

El modelo Riley llevado por Kate estaba confeccionado en tejido texturizado mezclando de lino y viscosa. Cuenta con cuello Perkins y mangas holgadas con detalle de abotonadura. Su precio era de 198 euros y tiene 8 diferentes colores. Completó su estilo con unos salones azules, cinturón negro, pendientes de perlas de la diseñadora Annoushka Ducas y su famoso anillo de pedida.

 

Máxima la extravagante

La reina de Holanda no teme a los riesgos. Por dicha razón la hemos visto lucir atuendos muy interesante junto a una serie de joyería que solo podemos definir como exagerada. La reina se dejó ver en el Hospital Infantil Emma en Ámsterdam para inaugurar la Casa Jeroen Pit, una nueva unidad de cuidados transitorios.

La reina apareció con un conjunto firmado por Natan conformado por una falda midi con volantes asimétrico y una blusa de manga larga abullonada, volantes y cuello redondo. Era de color rosa empolvado. Lo que llamó la atención no fue el vestido, en realidad fue el impresionante tocado firmado por la diseñadora holandesa Berry Rutjes. Consiste en una apuesta con flores gigantes que sobresalen junto a algunos toques de malla. Sin duda, un diseño impresionante que Máxima defiende, pero resulta exagerado para el evento en que se presentó la reina consorte.

Cada royal demostró su apuesta en estilo, una más profesional y otra más llamativa. Depende de nuestros lectores elegir a su preferida. @mundiario

Cuando Kate quiso ser mamá de nuevo y Máxima exageró tanto que se vio casi ridícula
Comentarios