Cristina e Iñaki: el caso del esposo infiel y la esposa abnegada

Iñaki Urdangarin, ex duque de Palma; junto a la Infanta Cristina de Borbón. / RR SS.
Iñaki Urdangarin, ex duque de Palma; junto a la Infanta Cristina de Borbón. / RR SS.

La Infanta se mantuvo junto a su marido en los peores momentos… seguirá así tras esta sonora infidelidad de la que al parecer, ella ya tenía conocimiento.

Cristina e Iñaki: el caso del esposo infiel y la esposa abnegada

Entonces nos encontramos que las familias reales tienen los mismos problemas que el resto de los mortales. La infanta Cristina de Borbón se mantuvo inquebrantable del lado de su marido, Iñaki Urdangarin, que tras conseguir el tercer grado el pasado mayo, después de ser condenado por el caso Nóos, obtuvo un trabajo en un despacho de abogados y no ha tardado en empezar a salir con una nueva mujer mientras la Infanta permanece en Suiza.

Parece un nuevo caso de ese esposo infiel y esa esposa abnegada que se mantiene al lado de su marido pese a todo lo malo. Ahí están los famosos casos de Jackie Kennedy y el fallecido J.F.K, cuyo papel de mujeriego sigue siendo motivo principal de su biografía. O incluso, la Infanta Cristina podría verse en el espejo de la relación de sus padres, donde la reina Sofía se ha mantenido intachable a favor de la institución mientras el rey Juan Carlos acumula escándalos, uno por una ‘amiga entrañable’.

¿Seguirá Cristina al lado de su marido? 

Ahora nos preguntamos si la infanta Cristina seguirá al lado de su marido a pesar de sus infidelidades, y decimos ‘sus’ porque recordamos claramente cuando en plena investigación del Caso Nóos salieron a la luz los e-mails que el exduque de Palma enviaba a “pedazo de mujer”, una exnovia que ahora estaba casada con un amigo a la que él le escribía: “sé que estás bien, tu marido me lo dice. Me tranquiliza, me mata”.

Entonces, la corrupción y el descubrimiento del engaño hicieron que la Casa Real pidiera a la Infanta que considerara un divorcio, algo a lo que la hermana del rey Felipe VI se negó tajantemente y que le ha llevado a mantener una vida alejada de su familia. Cristina se mantuvo inquebrantable en las visitas a su marido en la cárcel y dejó muy lejos su papel como Infanta de España. Se mudó a Suiza, lejos de todo el escrutinio y se dice que hasta ahora solo un puente la mantiene en contacto con el resto de la familia real: la infanta Elena, que también enfrentó el castigo de alejamiento impuesto por el Rey. 

 

La rubia, guapa, alta y rebelde Cristina que conocimos años atrás ahora encabeza las principales portadas de España como esa mujer que su marido engaña, que enfrentó un juicio por corrupción, a la que le despojaron el título de duquesa de Palma. Parece un caparazón de la joven ‘princesa’ que un día fue.

¿Y Urdangarin? La familia real al completo, menos su aún esposa, le dieron la espalda. Lo empujaron a los leones para salvarse, porque su caso obligó a que los focos se enfocaran en los negocios que mantenía el entonces rey Juan Carlos, cuyos propios excesos lo terminaron obligando ha abdicar. Felipe VI asumió entonces una institución marcada y tuvo que tomar cartas en el asunto: impuso castigos a sus hermanas y sobrinos y él junto a su mujer e hijas intentan arreglar las fracturas que son notorias.

Urdangarin y Ainhoa Armentia

¿Será entonces que Urdangarin se arrepiente de su matrimonio? Ahora sale con Ainhoa Armentia, una mujer tan normal como cualquiera. Alguien a quien pudo haber conocido hace 25 años, antes de toparse con una tal Cristina de Borbón en los Juegos Olímpicos de Atlanta. Quizás anhela esa vida que pudo tener, sin tanta publicidad mala y terribles errores que lo mantuvieron en la cárcel desde 2018.

Es una dificultad que gestionaremos con la máxima tranquilidad y juntos, como siempre hemos hecho”, fueron las primeras palabras de Urdangarin tras ser increpado por los periodistas cuando llegaba a su trabajo. Parece que el exduque está tranquilo con sus decisiones, mientras que de parte de la infanta Cristina aún se sabe bien poco, pero algunos medios adelantan que, al parecer, ya era conocedora de lo que pasaba con su marido, pues las cosas no iban muy bien en el matrimonio@mundiario

 

Cristina e Iñaki: el caso del esposo infiel y la esposa abnegada
Comentarios