Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin: detalles y pormenores de su divorcio

Iñaki Urdangarin, ex duque de Palma; y la Infanta Cristina de Borbón. / @revistalapacifica.
Iñaki Urdangarin, ex duque de Palma; y la Infanta Cristina de Borbón. / @revistalapacifica.
Los ex duques de Palma han informado a la opinión pública que “interrumpen” su matrimonio. ¿Quién se quedará con los hijos? ¿Cómo se dividirán los bienes? ¿Urdangarin será mantenido?
Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin: detalles y pormenores de su divorcio

Se veía venir, pero faltaba que los protagonistas lo confirmaran. La Infanta Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin se separan o en este caso, deciden “interrumpir” sus 25 años de matrimonio luego de que salieran a la luz la relación sentimental que el ex duque de Palma mantiene con una compañera de trabajo llamada Ainhoa Armentia.

"De común acuerdo, hemos decidido interrumpir nuestra relación matrimonial. El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean. Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin", expresa el comunicado que ha presentado la ya ex pareja que prefiere no utilizar la palabra “divorcio”.

Tras la salida de las fotos del ex deportista no solo queda en evidencia una nueva infidelidad de su parte, también la evidencia que quizás necesitó al Infanta para decidir separarse tras años donde ella dejó mucho de lado para permanecer a su lado.

Ahora que inician el proceso de separarse, queda por revisar cómo será el régimen legal por el que se guiarán. La pareja contrajo matrimonio con régimen de separación de bienes y hasta donde se sabe, no poseen ninguna propiedad compartida por lo que puede que sea un divorcio silencioso en lo económico. De igual forma, antes de firmar los papeles donde se aseguraban amor eterno, la pareja también firmó unas capitulaciones matrimoniales.

 

Inicialmente deberían llevar el proceso de divorcio en el país donde vivieron por última vez juntos, en este caso, fue en Suiza. Pero dado que ambos son españoles y contrajeron nupcias en Cataluña, si lo desean pueden separarse en España. Es posible que deseen concretar el divorcio con mucha discreción, de ser así, es muy probable que escojan la jurisdicción suiza, en especial, para poder mantener la privacidad de sus cuatro hijos.

En el caso de Cristina e Iñaki, lo primordial será decidir la custodia y manutención de su única hija menor de edad, Irene Urdangarin y Borbón. La joven se mantiene en Suiza con su madre, completando sus estudios, por lo que es probable que la Infanta decida pedir su custodia, mientras que el ex duque tendrá que conformarse con algunas visitas a lo largo del año.

La ex pareja también tendrá que dividirse la manutención de sus hijos. Los cuatros siguen formándose, por lo que siguen dependiendo económicamente de sus padres. Lo normal sería que se dividiesen los gastos de sus hijos, pero la situación económica de ambos es dispar. Urdangarin pasó años sin trabajar tras ser encerrado por el caso Nóos y aunque ahora trabaja en el despacho de abogados Imaz&Asociados, lo cierto es que recibe un salario básico y por ahora vive en la casa familiar. Por su parte, la Infanta tiene un cargo de alta dirección en la Fundación La Caixa y la Fundación Aga Khan, cuestión que supuestamente le ha permitido sostener económicamente a su familia.

La pensión alimenticia incluye los costes de comida, vestimenta, estudios o transporte y según el Tribunal Supremo los hijos tienen derecho a ella hasta los 24 o 25 años de edad. Juan Valentín tiene 22 años, Pablo cuenta con 21 años, Miguel cumplió los 19 e Irene apenas tiene 16, por lo que todos tienen derecho ha seguir percibiendo la pensión de parte de sus padres. Dado que la Infanta es quien gana más, es probable que terminen negociando un acuerdo para que el reparto sea equitativo.

 

¿Iñaki podría pedir una pensión compensatoria? Ciertamente el ex duque es quien tiene una situación de más necesidad debido a que tiene una desigualdad económica notable con la Infanta. La idea de esta pensión es que se mantenga el nivel de vida que mantenía estando casado, pero tiene algunas variables. Por ejemplo, se toma muy en cuenta que la persona que desea percibirla no haya generado muchos ingresos debido a que estuvo dedicado al cuidado de su familia mientras el otro conyugue lograba enriquecerse. En el papel, hay muy pocos hombres a los que se les haya concedido esta pensión y parece poco probable que Urdangarin vaya a solicitarlo.

Ahora otra cuestión que podría tener que discutirse, sería la firma de una cláusula de silencio donde Urdangarin se comprometa a no comentar nada que tenga que ver con la Infanta o del resto de la familia real para evitar comprometer a la Corona española. En cualquier caso, recordemos que no es el primero divorcio que enfrenta la familia real. En el caso de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar nunca trascendió nada y ambos lograron negociar en privado el acuerdo sobre los hijos que compartían. ¿Será igual en esta ocasión? @mundiario

Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin: detalles y pormenores de su divorcio
Comentarios