Buscar

¿Ya conoces el nuevo abecedario con las caídas de Neymar?

El futbolista brasileño se ha convertido en un auténtico 'meme' de Internet. Esta vez, los chistes han escalado de nivel y un ocioso internauta ha recreado un abecedario entero a partir de las caídas del delantero carioca.

¿Ya conoces el nuevo abecedario con las caídas de Neymar?
Neymar, futbolista. / RRSS.
Neymar, futbolista. / RRSS.

Firma

Andrés Piedrafita

Andrés Piedrafita

El autor, ANDRÉS PIEDRAFITA, es cronista de la actualidad. @mundiario

Neymar Junior. Un futbolista con un talento nato. Un jugador tocado con la varita mágica. Nadie puede en duda sus cualidades y habilidades con el balón. Sin embargo, lejos de ser un fantástico deportista, tiene un increíble como bochornoso defecto: la simulación.

Lo que tiene de crack, lo tiene en mayor proporción de teatrero. Pero esto no es una novedad. El astro del París Saint-Germain siempre ha sido criticado por exagerar cualquier tipo de contacto físico durante los encuentros. Para Neymar, nunca es mal momento para un buen 'chapuzón'.

Y ese peculiar estilo de juego, el brasileño lo trasladó al Mundial de Rusia 2018. Durante su participación mundialista, Neymar siempre dio de qué hablar. Destacó más por sus grotescas exageraciones que por un buen fútbol. Actuar, sí; jugar, ya eso para después.

Todo esto ha causado que el ex Barcelona se convierta en un auténtico 'meme' de Internet. Esta vez, los chistes han escalado de nivel, pues un ocioso internauta ha recreado un abecedario entero a partir de las caídas del delantero carioca. Se trata del diseñador brasileño Luciano Jacob, quien se inspiró en las actuaciones de su compatriota para crear el 'Ney Type'.

"Fue muy difícil. Busqué en Internet algunas de sus caídas para tener las partes que necesitaba para ensamblar las letras", comentó el artistas en unas declaraciones recogidas por Euronews, que asegura que su objetivo es sólo "hacer reir a la gente" y no burlarse del jugador, aunque apuntó que su comportamiento le pareció "un poco dramático". Sin dudas, una auténtica obra de arte. @mundiario