Buscar

Chelsy Davy descubrió que no quería casarse con el príncipe Harry en la boda de Kate y Guillermo

Aunque para muchos la boda de Kate Middleton con el príncipe Guillermo de Inglaterra fue un cuento de hadas, para otros como la ex del duque de Sussex, fue un verdadero cuento de terror.

Chelsy Davy descubrió que no quería casarse con el príncipe Harry en la boda de Kate y Guillermo
El príncipe Harry y su entonces novia Chelsy Davy. / Instagram.
El príncipe Harry y su entonces novia Chelsy Davy. / Instagram.

Firma

Valeria M. Rivera Rosas

Valeria M. Rivera Rosas

La autora, VALERIA M. RIVERA ROSAS, escribe en MUNDIARIO, donde es coordinadora general. Es licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Impreso. Graduada de la Universidad Privada Dr. Rafael Belloso Chacín de Venezuela. @mundiario

La joven zimbabuense Chelsy Davy se hizo famosa cuando empezó a salir con el príncipe Harry de Inglaterra. Junto a ella, el hijo menor de Diana de Gales y el príncipe Carlos empezó a tomar cierto rumbo en su vida. Dejó los escándalos (más o menos) y empezó a pasar más tiempo con su hermano, el príncipe Guillermo y su entonces novia, Kate Middleton. Aunque ambos disfrutaban de su tiempo juntos y se les veía realizando locuras, Harry y Chelsy rompieron por un motivo muy específico que la rubia reafirmó cuando asistió a la boda de Guillermo y Kate.

La empresaria y el hijo menor de Carlos de Gales tuvieron una relación de seis años con idas y venidas, principalmente porque ella detestaba la excesiva atención que recibía de parte de los medios rosas que siempre la estaban criticando. Davy, acostumbrada a hacer lo que se le venía en gana, nunca tuvo tiempo para comportarse las 24 horas del día como una rosa inglesa, así que esto motivó a que rompiera con Harry, a pesar de que este seguía muy ilusionado con su relación.

A pesar de la oposición de Chelsy a ser parte de la realeza, continuó manteniendo una importante amistad con el príncipe y parte de la Familia Real, así que cuando Guillermo y Kate se casaron, ella fue una de las tantas invitadas, un momento en que ella decidió que definitivamente no se casaría nunca con el príncipe Harry.

 

Couple Harry and Chelsey😚😚 #princeharry #chelsydavy

Una publicación compartida de Bénédicte🇨🇩🇫🇷 (@royal_england) el

 

Esto lo cuenta la biógrafa del duque de Sussex en el libro autorizado que escribió sobre el pelirrojo. “Según un amigo, ver la enormidad y pompa de ese día convenció a Chelsy de que Harry y ella habían hecho bien rompiendo”, dice la autora Angela Lavin en Harry: Conversations with the Prince. “Aunque tenían mucho en común, se dio cuenta de que venían de mundos tan diferentes que su relación nunca podría haber funcionado, sobre todo por lo mucho que ella valoraba y protegía su privacidad”.

Lo anterior ya lo había confirmado Davy durante una entrevista al diario The Times en 2016. “Era tan intenso. Demencial, terrorífico e incómodo. […] No pude soportarlo”, aseguró la empresaria refiriéndose a la exposición mediática que recibía de parte de los medios.

A pesar de haber roto en 2010, ambos continúan con una buena amistad. Incluso, cuando al duque de Sussex le tocó ser el padrino de su hermano, llamó a la rubia para que le aconsejase sobre su discurso. “Harry se lo leyó por teléfono a Chelsy, quien a pesar de que ya no era su novia, había sido invitada también a la boda”, asegura Levin. “Fue ella quien le sugirió que eliminara algunas bromas picantes, incluida una referencia a las piernas de Kate, ya que pensaba que a la reina le desagradaría ese tipo de humor machista”.

Ahora, aunque el príncipe se casó con Meghan Markle, estos continúan con su amistad. Hay quienes dicen que Davy es prácticamente su mejor amiga y confidente, tanto así, que cuando se comprometió, Chelsy fue una de las primeras en enterarse a través de una llamada telefónica. Y parece que a la duquesa de Sussex no le molesta, ya que tuvo el detalle de invitarla al enlace. Y aunque muchos dirán que la zimbabuense perdió la oportunidad de ser duquesa, nosotros pensamos que ellas está más bien muy feliz, porque es una joven empresaria que maneja una fortuna dirigiendo su marca de joyas, que por cierto, extrae de su propia mina en Zambia, y además, ha iniciado una relación con el productor de televisión James Marshall, amigo de Meghan… si, las vueltas que da la vida. @mundiario

 

#chelsydavy #boyfriend

Una publicación compartida de Fashion Lover (@fashionlovernewyork) el