Buscar

MUNDIARIO

Chadwick Boseman renunció a parte de su sueldo para que Sienna Miller recibiera un pago justo

La propia actriz nos cuenta por qué considera que el fallecido actor definitivamente era un superhéroe en la vida real. 
Chadwick Boseman renunció a parte de su sueldo para que Sienna Miller recibiera un pago justo
Sienna Miller y Chadwick Boseman, actores. / RR SS.
Sienna Miller y Chadwick Boseman, actores. / RR SS.

Ibed Méndez

Periodista.

Sienna Miller lo tiene claro: Chadwick Boseman fue un superhéroe en la vida real. La actriz sorprendió al revelar el increíble gesto que el fallecido intérprete tuvo con ella cuando compartieron escena en la película 21 Bridges: el famoso renunció a parte de su sueldo para que ella recibiera un pago justo e igualitario.

En una entrevista con Empire, la estrella confesó que la única razón por la que aceptó dar vida a la detective de narcóticos Frankie Burns en aquel thriller de acción, suspenso y misterio dirigido por Brian Kirk fue.… Boseman.


Quizás también te interese:

Fallece Chadwick Boseman, protagonista de Black Panther

Marvel y Disney desconocían la enfermedad de Chadwick Boseman


 

“No sabía si contar o no esta historia, pero lo voy a hacer porque creo que es un testimonio de quién era él”, ha explicado la británica-estadounidense. “Yo había estado trabajando sin parar y estaba agotada, no quería trabajar en ese momento, pero luego si quería trabajar con él”, recuerda. “Fue una película con un presupuesto bastante grande y pedí una cifra que el estudio no pudo conseguir. Todo el mundo entiende la disparidad salarial en Hollywood y pensé: 'lo haré si me compensan de la manera correcta. Fue Chadwick quien terminó donando parte de su salario para llegar a la cantidad que yo pedía. Dijo que era lo que me merecía que me pagaran", recuerda.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por myTalk 107.1 (@mytalk1071) el

 

Miller detalla que Chadwick, además, insistía en que la actriz, al igual que él y el resto de hombres del equipo, debía cobrar “lo que merece” y “lo que vale”. “Ha sido lo más asombroso que he experimentado. Es impensable imaginarse a otro hombre en esa ciudad comportándose con tanta cortesía y respeto”, concluía. @mundiario