Carolina de Mónaco: un eterno icono de la moda y primera dama no oficial

Carolina de Mónaco. RR SS.
Carolina de Mónaco. RR SS.
Ríos de tinta corren sobre la mala relación entre la hija Grace Kelly y Charlene de Mónaco, pero lo cierto es que la primera se ha convertido en el mejor apoyo del príncipe Alberto y sus hijos ante la ausencia de la princesa consorte.
Carolina de Mónaco: un eterno icono de la moda y primera dama no oficial

Desde hace meses se ha estado rumoreando sobre la enigmática figura de la princesa Charlene de Mónaco, que parte del año estuvo ausente de la vida pública y de su vida familiar debido a un problema de salud. El príncipe Alberto ha negado hasta la saciedad que sea un problema de la pareja y es que luego de haber regresado a Mónaco y compartir una encantadora foto con sus mellizos, el propio príncipe confirmó que Charlene está fuera del principado en una clínica especial que le estaba ayudando recuperarse.

Ante la ausencia indefinida de la princesa consorte, quienes están supliendo sus deberes públicos y el cuidado de sus hijos Jacques y Gabriella, han sido las hermanas del príncipe Alberto, Carolina y Estefanía. No es ningún secreto que al menos con la hija mayor de Grace Kelly, la princesa Charlene no parece tener una buena relación pero en estos momentos complicados las tías han llegado al rescate.

Un incono de la moda centrada en la familia

Aunque Carolina de Mónaco sea famosa por ser una embajadora de la moda, también hay que reconocer el amor que profesa a su familia. La princesa monegasca suele pasar mucho tiempo con los suyos y no duda en apoyar a su hermano siempre que la necesite en cualquier acto público.

Con motivo del Día Internacional de los Derechos del Niño, la princesa Carolina se trasladó junto a su hermano y sus dos sobrinos, Jacques y Gabriella al foro Grimaldi. Mientras el príncipe hacía las labores de jefe de Estado, Carolina se encargaba de sus sobrinos que el próximo 10 de diciembre celebrarán su séptimo cumpleaños.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por @hshprincealbertii

 

Para Carolina ejercer de ‘primera dama’ no oficial y el papel de tía no debe ser nada complicado. Tras la trágica muerte de su madre, fue ella quien asumió su lugar junto al príncipe Rainiero en cada acto oficial. Más tarde, cuando su hermano toma las riendas del principado ella siguió ejerciendo el mismo papel hasta que este finalmente se casó.

La salud de Charlene

El príncipe Alberto ha sido muy abierto con todo el enigma que rodea la desaparición de su esposa, quizás queriendo espantar los fantasmas de un supuesto divorcio. Alberto ha informado que su esposa volverá “en cuanto sea posible", dejando una gran brecha abierta sobre si será posible verla en el cumpleaños de los mellizos o en Navidad.

Quizás también te interese:

Charlene de Mónaco demuestra que no es una princesa como otras con su último look

Charlene de Mónaco utiliza su maravillosa tiara Ocean, un regalo del príncipe Alberto

La princesa consorte estuvo limitada en Sudáfrica por seis largo meses debido a problemas otorrinolaringológicos severos que la dejaron desgastada tanto física como mentalmente, algo que ha llevado a que sea internada en un centro especializado que varios medios especulan que se encuentra en Suiza. Esperando que pronto se recupere, sus hijos han pasado a recibir su educación al completo dentro de los muros del Palacio Grimaldi junto a otros cuatro niños por disposición de su padre, que explicó que la medida se debía a que quería tenerlos lo más cerca posible y ellos no sintieran tanto la ausencia de su madre. @mundiario

Carolina de Mónaco: un eterno icono de la moda y primera dama no oficial
Comentarios