Buscar

MUNDIARIO

Brad Pitt y Angelina Jolie anuncian su reconciliación

Tras cuatro años sin apenas mediar palabra fuera de los tribunales, parece que la expareja ha logrado por fin una tregua.
Brad Pitt y Angelina Jolie anuncian su reconciliación
Angelina Jolie, actriz, y Brad Pitt, actor. / YouTube.
Angelina Jolie, actriz, y Brad Pitt, actor. / YouTube.

María Recondo

Colaboradora.

Los más allegados a la que una vez fue la pareja más envidiada de Hollywood aseguran que ambos quieren, por encima de todo, lo mejor para sus hijos. La crianza de estos, que en su momento fue uno de los motivos de la ruptura, fue también lo que los llevó a pedir ayuda a profesionales.

“Necesitaban terapia”, afirman fuentes cercanas.

Desde que la pareja anunció su separación, allá por 2016, la custodia de sus seis hijos supuso un obstáculo, al parecer, infranqueable para ellos. Acudieron a los tribunales y el litigio se prolongó hasta la actualidad. Ninguno quiso ceder, y lo más parecido a un punto de mutuo acuerdo a lo que llegaron fue sobre la manutención de los niños en 2018. De sus seis hijos, sólo los 3 últimos (John (14) y los mellizos Vivienne y Knox (12)) son descendencia biológica de la pareja, mientras que los tres primeros (Maddox (18), Pax (16) y Zahara (16)) fueron adoptados primero por ella, y a continuación por él. Este detalle fue utilizado por Angelina contra el que fue su pareja por 12 años (2 de casados), cuando confesó a su hijo Pax que el actor “nunca había querido adoptarlo”, algo que más tarde confirmó una fuente cercana a la revista norteamericana US Weekly. Parece ser que el actor no reaccionó demasiado bien cuando ella comenzó con los trámites de adopción.

Tras alcanzar un acuerdo que contentase a ambos respecto a la manutención de sus hijos, y todavía peleando por la custodia completa de estos, la expareja encontró un nuevo punto de desacuerdo en 2019: la repartición de su patrimonio. Para resolver este conflicto, pidieron en su momento al juez una prórroga, y el Condado de Los Ángeles sólo dio el visto bueno a su petición porque ellos a cambio accedieron a asumir los costes de un juez privado al que sería delegado su caso. Aunque los dos tienen patrimonios netos millonarios, como acostumbra a pasar en relaciones tan largas, cuesta discernir quién gastó qué y cuándo. Parece que una de las propiedades que se interpusieron en su momento entre Brad y Angelina fue una mansión en Francia que costó a la pareja 60 millones. Cuando la compraron el 2011 pretendían dejarla como herencia a sus hijos, pero el año pasado, dado que los niños todavía no pueden heredar lo que sus padres pretendían darles, tuvieron que acordar quién se quedaría con ella por el momento...Y no fue fácil ni rápido.

Desde que anunciaron su separación, y hasta la fecha, los seis niños se quedaron con su madre, que los ha llevado en varias ocasiones a estrenos de películas. También se dice que ha restringido las visitas del actor todo lo posible, cosa que, como se puede suponer, sólo empeoró la relación entre los actores. Sin embargo, no podemos etiquetarla de “mala” por hacerlo, pues el propio Brad Pitt reconoció que sus problemas con el alcohol complicaron tanto el final de su relación como el propio trámite de divorcio. Ella en todo momento alegó "estar buscando lo mejor para su familia" cuando le preguntaban al respecto.

Cuatro años después parece que entierran por fin el hacha de guerra. El que fue uno de los divorcios más mediáticos de la última década ha necesitado mucho esfuerzo, y sobre todo, terapia, para escucharse y hacer las paces, pero parece que lo han conseguido. La relación padre-hijos entre Brad Pitt y los niños se había visto fuertemente trastocada, comenzando de hecho los primeros días de su separación con una fuerte pelea entre Maddox, el mayor, y él mismo. Las fuentes que contactaron con la revista People para hablarnos de su tregua afirman que el vínculo entre ellos ha mejorado enormemente ahora que Maddox, Pax y Zahara son mayores y más independientes de ambos padres, y que a día de hoy los mellizos van de una casa a la otra con frecuencia, pasando tiempo tanto con Brad como con Angelina.

"Viven a 10 minutos caminando".

Respecto a John, tuvo siempre el respaldo de ambos en lo relativo a su cambio de nombre y de pronombres y también con su decisión de transicionar ya de adolescente en 2017.

Saber que no solo han conseguido mantener una relación cordial sino que Pitt ha ido a casa de su exmujer en compañía de sus hijos para comidas y tardes juntos como familia después de que ella en 2016 presentase los papeles del divorcio alegando “problemas irreconciliables”, nos hace ver lo mucho que han tenido que trabajar ambos por llegar al punto donde se encuentran hoy como familia. @mundiario