Ataques de ira y alcohol: un nuevo libro revela el lado oscuro del príncipe William

William, duque de Cambridge. / www.royal.uk.
William, duque de Cambridge. / royal.uk.

Robert Lacey, uno de los historiadores con más credibilidad en el Reino Unido, hace temblar a la monarquía con el libro Batalla de Hermanos, una biografía que expone que el duque de Cambridge no es tan bueno como todos creíamos…

Ataques de ira y alcohol: un nuevo libro revela el lado oscuro del príncipe William

Robert Lacey, uno de los historiadores con más credibilidad en Reino Unido, hace temblar a la monarquía con su nuevo libro: Batalla de Hermanos. La biografía, que desnuda los secretos de los hermanos Windsor, saldrá a la venta el 15 de octubre, pero ya han comenzado a filtrarse los detalles más explosivos: el autor ofrece detalles sobre la 'verdadera' personalidad del príncipe William.

No es un secreto que el príncipe Harry es conocido como el príncipe rebelde o la oveja negra de la familia real británica desde su adolescencia, mientras que su hermano mayor se ha caracterizado por ser todo lo contrario: el nieto perfecto de Isabel II.

Sin embargo, el libro de Lacey (que es el consultor histórico de la serie The Crown) expone que el duque de Cambridge, en realidad, no es tan bueno como todos creíamos: el heredero al trono tiene problemas de ira y una afición especial por el alcohol.


Quizás también te interese: 

Harry y William vuelven a enfrentarse: esta vez por culpa de Netflix

Isabel II quería enviar a Meghan y Harry a África antes de su renuncia a la realeza


 

Batalla de Hermanos ofrece detalles inéditos sobre varios episodios en los que William perdió el control ante el enojo. El primero estuvo protagonizado por su madre, la princesa Diana, que en 1995 confesó ante la BBC que estaba enamorada de James Hewitt. Su hijo mayor tenía trece años entonces y parece que no se tomó nada bien dicha ‘traición’.

"Se desató el infierno. Estaba furioso. Le reprochó que había hablado mal de su padre, que cómo había mencionado a Hewitt. Gritaba y lloraba. Cuando Diana intentó abrazarlo, él la apartó de un empujón. Al día siguiente, se disculpó por haber perdido los estribos y le regaló un ramo de flores", relata el escritor. "Había estallado en uno de los notorios ataques de ira que, de vez en cuando, marcarían su adolescencia y su vida adulta".

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por @ddianaspencer el

 

La biografía destaca que el príncipe Carlos también fue víctima de la furia del futuro rey. De acuerdo con Lacey, Camilla Parker confesó a sus amigos íntimos que William sometía a su padre a gritos y reclamos constantemente. "Según ella, las disputas eran estremecedoras, con William gritando y Carlos sometiéndose dócilmente. En el universo del príncipe todo debe ser perfecto o tal como él lo ordena. Si su padre o alguna persona de su entorno no está a la altura de su exigencia, suele salirse de sus casillas".

Pero el autor va mucho más allá, asegurando que estos ataques de ira no son el único fantasma de William: el duque de Cambridge es el responsable directo de los problemas de Harry con las drogas y el alcohol.

Batalla de Hermanos sostiene que el hijo mayor de Carlos y Lady Di 'introdujo' a su hermano en ese ambiente nocturno de excesos que él disfrutaba con sus amigos… y poco después lo abandonó a su suerte para tomarse un año sabático.

Así que, como vemos, parece que la relación entre William y Harry comenzó a romperse años antes de la llegada de Kate Middleton o Meghan Markle a sus vidas.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Eugenia Garavani (@eugeniagaravani) el

 

@mundiario

Ataques de ira y alcohol: un nuevo libro revela el lado oscuro del príncipe William
Comentarios